Lores ve la polémica sobre el trazado de la A-57 como «o día da marmota»

El Concello, no obstante, promete apoyo técnico y administrativo a los vecinos afectados


Pontevedra / La voz

«Que a estas alturas volvamos a falar do trazado da A-57 é coma o día da marmota». El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), responsabilizó ayer al Ministerio de Fomento -«goberne quen goberne»- de la nueva polémica surgida en torno al trazado de la futura autovía de circunvalación de Pontevedra. «Foi o ministerio quen deixou caducar o informe de impacto ambiental do tramo A Ermida-Pilarteiros, que foi aprobado hai doce anos. Parece un cachondeo que a estas alturas volvamos a ter que falar do trazado, doce anos despois de estar aprobado».

Lores llegó a tildar la situación creada por el ministerio, que volvió ahora a iniciar los estudios de impacto ambiental, para lo que plantea dos alternativas cuando ya se había acordado la elegida, como «unha clara falta de seriedade». Más enfadado, el alcalde afirmó que «parece que se están a rir de nós».

Sobre las afectaciones a los vecinos que verán sus fincas o viviendas expropiadas total o parcialmente, Lores subrayó que «o Concello non define o trazado nin ten competencias. Cando se nos consultou, esiximos unha vía aberta, próxima ao casco urbanos e coas menos afectacións posible».

En cualquier caso, dijo comprender a los vecinos que verán comprometidas sus propiedades, aunque afirmó que «é o prezo que hai que pagar á hora de construír novas infraestruturas». Para el regidor pontevedrés, «non é xa o momento» de plantear la posibilidad de definir un nuevo trazado, como pretende el PP, «porque iso non faría senón retrasar aínda máis a execución dunha obra da que levamos falando más de vinte anos e que tiñamos acordada as catro Administracións no ano 2004».

Además, subrayó que modificar el trazado no evitará que haya que recurrir a expropiar propiedades privadas. «Vaia por onde vaia, alguén se verá afectado. ¿Ten o Concello que defender a uns veciños para prexudicar a outros?», se preguntó.

Abordado por los vecinos

Lores hizo estas reflexiones ante la prensa y posteriormente ante un grupo de afectados de San André de Xeve y de Bora, que le abordaron en el vestíbulo de la alcaldía. Los vecinos esperaban para reunirse con el concejal coordinador del Rural, Demetrio Gómez, y con el edil responsable de ambas parroquias, Alberto Oubiña. En la reunión, los representantes municipales trasladaron a los vecinos que el Concello «prestará toda a colaboración técnica e administrativa» que sea necesaria a la hora de que los afectados presenten alegaciones ante el Ministerio de Fomento. Bo obstante, insistieron, como el alcalde, en la necesidad de construir la A-57.

Los vecinos no lo ven así. Jesús Castro, de San Andrés de Xeve y presente en la reunión de ayer, señaló que la autovía «no dará servicio alguno a Pontevedra», e instó al Concello a luchar por conseguir la supresión del peaje de la AP-9, «con lo que no haría falta la A-57».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Lores ve la polémica sobre el trazado de la A-57 como «o día da marmota»