Desmantelado un grupo criminal especializado en robos de gasoil que actuó en Vilaboa

La banda preparaba un secuestro para acceder a una vivienda para sustraer dinero y joyas


Un decena de arrestos y diecisiete robos esclarecidos es el resultado del desmantelamiento, por parte de la Guardia Civil, de «un grupo criminal que se dedicaba a la sustracción del gasóleo y de herramientas en las empresas de transportes y en obras en construcción». Los robos tuvieron lugar, fundamentalmente, en obras y empresas de transportes ubicadas en Vilaboa, Ponteareas, O Porriño, Redondela, Vigo, Fornelos de Montes, Soutomaior y Moaña.

La Operación Caldox se inició el pasado marzo a raíz de un importante robo en la construcción de un edificio público en Soutomaior. El valor de lo sustraído ascendía a 90.000 euros.

Los investigadores determinaron que los integrantes de esta banda estaban organizados en dos grupos. Mientras uno de ellos, integrado por cuatro personas, se encargaba de ejecutar los asaltos que planificaban según las demandas que recibían del otro grupo de receptadores, formado por seis personas.

De este modo, y en cuanto al modus operandi, en un primer momento, se establecía una estrecha vigilancia de las empresas de transporte o de las obras. En la mayor parte de las ocasiones, el objetivo era la sustracción del gasoil de los camiones o de la maquinaria. Posteriormente, aprovechaban las noches para llevar a cabo los robos haciéndose con la mayor cantidad posible del carburante que encontraban en los depósitos de los vehículos. En una sola noche, llegaron a apropiarse de cerca de 1.000 litros de carburante.

El 29 de octubre se produjeron las detenciones de los dos principales autores materiales de los robos. Se trata de dos vecinos de Redondela y Vigo, con amplios historiales delictivos, precisaron desde la Guardia Civil, en cuyos domicilios se recuperaron algunos objetos sustraídos y parte de las herramientas que utilizaban para la comisión de los robos.

Dos días después, en O Porriño, fueron detenidos en sus domicilios los seis integrantes del denominado grupo de receptadores. Se realizaron tres registros donde se encontraron tres depósitos ilegales, de 1.000 y 3.000 litros de capacidad, que contenían restos de gasoil bonificado del tipo B destinado para el uso agrícola e industrial, 40 garrafas de 25 litros cada una, de las que utilizaban para el transporte y una bomba eléctrica portátil preparada para extraer el gasoil de los depósitos de los vehículos. Asimismo, se recuperaron algunas herramientas que habían sido sustraídas en la empresa de mantenimiento de la autopista AP-9.

Concluyó la operación con la detención de otros dos vecinos de O Porriño, supuestos integrantes del grupo que participaba en la ejecución de los robos.

Intento de secuestro

En el transcurso de la investigación, el instituto armado averiguó que los cuatro autores materiales de los robos «habían estado controlando los movimientos y costumbres de un vecino de O Porriño para abordarlo y retenerlo dentro de una furgoneta». En este caso, la intención era sustraerle las llaves de su domicilio para robarle el dinero y las joyas.

El Juzgado de Instrucción número uno de Redondela decretó el ingreso preventivo en prisión de uno de los cuatro autores materiales de los robos y la libertad con cargos del resto de los detenidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Desmantelado un grupo criminal especializado en robos de gasoil que actuó en Vilaboa