Gloria magistral en el último segundo

Baloncesto | LEB Plata El Peixe gana en casa tras un partido igualadísimo con un final de vértigo


Marín / La VOZ

Estreno como casero del Peixe. Enfundado en su nueva capa plateada, A Raña recibió a un Plasencia peligroso que venía de derrotar cómodamente a su primer rival. Amenazaba tormenta. Los locales partían con la ventaja de la pista pero con una rotación cortísima para afrontar el encuentro, todavía sin el jamaicano Vashil entre sus filas. A cinco minutos del inicio, Javi Llorente, sonriente, daba las últimas indicaciones a sus jugadores pizarra en mano.

Salió encendidísimo el Peixe, dispuesto a avasallar a los visitantes. Orellano inaugura el luminoso con un triple que Duane Morgan responde rápidamente en forma de dos puntos. Probablemente el jugador más peligroso de los visitantes junto a José Antonio Medina.

No defraudó en su primera internada Taiwo que consigue encestar tras recoger su propio rebote. Metidísimos los locales defienden bien y atacan mejor. Pantín, inspirado también, consigue frustrar una de las embestidas del Plasencia con un robo providencial.

Riguroso quizás en exceso el árbitro que pita dos faltas en contra de los locales muy dudosas. Una tónica que se mantuvo todo el partido, a ratos muy molesta para los marinenses y muy beneficiosa para los visitantes.

Indicaba el marcador 14-7 para el Peixe en el minuto cinco. Los de Llorente se veían cómodos sobre la cancha y acertaban casi todos los tiros de tres. Muchísima puntería demostrada en los primeros compases del partido.

A dos minutos de acabar el primer cuarto, el luminoso señala un 22-14 a favor del club marinense. Muchísimos mejores en el arranque, el talento individual de los locales fue notorio. Gregory, Pantín, Taiwo, u Orellano. Todos se mostraron letales en sus tareas y encontraron cómo hacer daño al rival.

El breve descanso dio un respiro al Plasencia, que pidió también el primer tiempo muerto del encuentro. Le supo sacar rédito y poco a poco se acerca a un Peixe más descolocado. Más perdido.

Empieza a entrarles todo a los blancos, que no fallan un triple. Logran dar la vuelta al marcador y los marinenses que se desesperan. Piden calma desde el lateral técnico y compañeros a los que están sobre la cancha.

Domina el Plasencia con tres pero se consigue la remontada no sin esfuerzo. 27-27. No es la categoría del año pasado, no es EBA. Esto es Plata y el cambio físico es notorio.

Pierde la paciencia Llorente. No le gusta lo que ve tras varios errores ofensivos a raíz de simples precipitaciones. Insta a sus jugadores a encontrarse, a volver al inicio del partido.

Se revuelven los marinenses aunque Taiwo perdona en los libres. No le sonríe la suerte a los azules que ven en más de una ocasión como los balones se salen de la canasta. Meritorio Jorge Romero, que mantuvo vivo al Peixe dirigiendo a la perfección en ataque cuando está sobre la pista.

Atascadas ambas escuadras, todos los jugadores están defendiendo increíblemente bien. Logra el Peixe volver a ponerse por encima, pero el Plasencia no cede y a diecisiete segundos del descanso el luminoso marca 41-43. Acabarían los blancos metiendo dos más antes del descanso.

La igualdad se disparó con el cambio de canastas. Ambos equipos presumían de talento individual y hubo verdaderos destellos de grandeza en las manos de Pantín y Roberts.

A cinco minutos del final del tercer cuarto el Peixe volvía a estar uno por encima. Defienden el 51-50 sus jugadores y no perdonan en ataque. Pantín logra encestar y consigue algo de distancia. Tiempo muerto que pide el Plasencia. Se le iban los locales.

Reaccionan los blancos y consiguen el empate, pero un Orellano brillante consigue un triple maravilloso sobre la bocina. Por encima al último cuarto.

Muy atragantado en ataque, el Peixe sufrió la embestida de un Plasencia con demasiada puntería que ponía el 66-68. Tocaba sufrir. Más aún tras dos decisiones arbitrales muy dudosas: unos pasos no pitados para Morgan que encesta y un tapón ilegal a Pantín.

No se rendía ninguno. 73-74 y la tensión convertida en electricidad sobre la cancha. Dos minutos para el final. Pantín saca arte bajo canasta. Se ponen a dos. Responde el Plasencia y a 2 segundos el Peixe saca de falta. Rapidísimo Gregory tira en suspensión. Entra. Marín gana. Colosal.

?Taiwo (9), Gregory (29), Antonio Pantín (12), Orellano (8) y Romero (14) -quinteto inicial-, Jacobo de Benito, Pablo, Víctor Arne, Santi Lorenzo, Sevillano (10)

?

Villarejo (3), Morgan (7), Medina (13), Arturo Fernández y Víctor Allen (12) -quinteto inicial-, Germán (5), Gallardo (18), Andrés Javier, Puerta (8), Vladimir (6), Mayot (9)

Parciales: 24-19, 17-26 (41-45), 20-13 (61-58) y

Árbitros: Lema Parga, Paula; y Martín Vázquez, Cristian.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la LEB Plata, grupo oeste, celebrado en el pabellón de A Raña. Se guardó un minuto de silencio por las víctimas de Mallorca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Gloria magistral en el último segundo