El recurso de Ferrovial contra la adjudicación de las piscinas de Campolongo apenas duró 14 días

La empresa retira su escrito y desbloquea la adjudicación


Pontevedra / La voz

Si hace apenas unos días se afirmaba que la nueva concesión del complejo deportivo de Campolongo parecía un procedimiento gafado, el camino se despejó notablemente ayer al trascender que la empresa Ferrovial Servicios desiste de seguir adelante con el recurso contra la adjudicación, que mantenía el procedimiento bloqueado.

Fue el propio Tribunal Administrativo de Contratación Pública de Galicia -ante el que Ferrovial había recurrido el pasado 31 de agosto la adjudicación del contrato a Serviocio- el que comunicó al Concello que se acepta la retirada del recurso y por lo tanto se levanta la suspensión cautelar. La sede electrónica municipal recogió la resolución a través del Perfil del Contratante a primera hora de ayer. Es decir, apenas 14 días después de la presentación del recurso.

De esta forma, el Concello tiene ahora vía libre para adjudicar definitivamente el contrato a la actual concesionaria, que seguirá gestionando la instalación deportiva durante veinte años más.

Serviocio asumirá una inversión de 4,6 millones de euros en la reforma de las instalaciones, proyecto que supone aumentará la superficie actual hasta los 4.335 metros cuadrados. Además, se destinarán otros 400.000 euros a nuevo equipamiento deportivo.

La oferta de Servicio incluía también una reducción del 2,5 % en las tarifas actuales, que el servicio será gratuito para usuarios de los servicios sociales y una ampliación del horario de invierno, que pasará a ser de 6.45 a 23.30 horas. Además, la empresa renunció al millón de euros que estaba dispuesto a aportar el Concello para sufragar el parte la obra de reforma, y se compromete a abonar un canon de 60.000 euros anuales por la concesión.

Seis meses de obras

La pregunta ahora es cuándo comenzará la obra de renovación de la instalación deportiva. Desde el Concello se insistió ayer en que lo inmediato es firmar el nuevo contrato, y a partir de ahí la empresa tendrá un plazo de dos meses para presentar el proyecto definitivo de reforma de las instalaciones, y los técnicos municipales tendrán otros dos meses, como máximo, para analizarlo y darle el visto bueno.

A partir de ahí podrían iniciarse las obras, que tienen un plazo máximo de ejecución de seis meses, pero desde el gobierno local se quiere ser cauto y no anticipar ninguna fecha. No hay que olvidar que inicialmente se barajaba la opción de aprovechar los meses de verano para acometer las obras, ya que el número de usuarios baja notablemente, pero ese planteamiento puede cambiar y que se empiece a trabajar en plena temporada alta en zonas que causen menos trastorno a la actividad deportiva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El recurso de Ferrovial contra la adjudicación de las piscinas de Campolongo apenas duró 14 días