Aumentan las detenciones en carretera vinculadas al consumo de alcohol

Más de la mitad de los arrestos de Tráfico son consecuencia de positivos al volante


Pontevedra / La voz

Pese a las campañas de sensibilización, al incremento de los controles preventivos o a la amenaza de un endurecimiento de las penas, el consumo de alcohol y drogas por parte de determinados conductores sigue siendo un grave problema en Pontevedra. De hecho, los positivos al volante están detrás de más de la mitad de los arrestos que practicaron los agentes del destacamento de Tráfico de la Guardia Civil a lo largo del pasado año. Así, de las 1.124 detenciones registradas por Interior en el 2017, prácticamente el 56,5 % -concretamente, 635- estuvieron vinculadas con la ingestión de bebidas alcohólicas o sustancias estupefacientes.

Esta situación se agrava aún más, si cabe, si se tiene en cuento que estas conductas se incrementaron ligeramente con respecto al ejercicio anterior, toda vez que en el 2016 se cerró con 599 detenciones de conductores que dieron positivo en los preceptivos controles de alcoholemia o drogas. Lo cierto es que esta realidad ha tenido su reflejo en la labor de la Fiscalía, de tal modo que el grueso de las actuaciones llevadas a cabo en el marco de la seguridad vial han estado relacionadas con los casos de conducción bajo los efectos de alguna de estas sustancias.

Así, la última memoria de la Fiscalía General del Estado refiere que durante el 2017 se realizaron en la provincia un total de 1.174 diligencias urgentes, las cuales se sumaron a otras 278 previas. El pasado año, los juzgados pontevedreses dictaron 1.294 sentencias.

De igual modo, tanto para Tráfico como para el ministerio público pontevedrés, las cuestiones relacionadas con la vigencia de los distintos permisos de conducir se sitúan a un segundo nivel por debajo de los positivos en carretera. Así, entre enero y diciembre del pasado año, se llevaron a cabo en las Rías Baixas 381 detenciones, una treintena más que apenas doce meses antes.

De hecho, Pontevedra fue la provincia gallega donde más personas fueron arrestadas o investigadas por este motivo en el ámbito de la Guardia Civil de Tráfico. Esto se tradujo en el marco de la Fiscalía en un total de 879 diligencias, de las que 726 tuvieron la catalogación de urgentes.

Y al igual que ha ocurrido en estos dos ámbitos, también se ha apreciado un incremento en el número de detenidos e investigados por exceso de velocidad, donde se pasó de un conductor encausado en el 2016 a nueve un año después. Interior destaca el caso de la provincia de Lugo donde se produjeron una docena de detenciones, mientras que en A Coruña fueron tres -la mitad de las realizadas en el 2016- y en Ourense, media docena.

Por su parte, la Fiscalía tramitó catorce diligencias previas y otras tantas urgentes, unas cifras que situaron a Pontevedra a la cabeza de las provincias gallegas. Y es que en Lugo fueron doce las actuaciones llevadas a cabo por el ministerio público; en A Coruña, seis; y en Ourense, cinco.

Conducción temeraria

Si bien Interior no desglosa los arrestos por delitos de conducción temeraria -los incluye entre los 99 conductores encuadrados en «otros detenidos e investigados»-, matiza que, en todo caso, ha aumentado su cifra en términos generales. La Fiscalía, en todo caso, reseña que fueron sesenta las diligencias previas incoadas -prácticamente, la mitad de las abiertas en toda la comunidad-, mientras que las urgentes ascendieron a diecisiete.

Asimismo, en Pontevedra, el ministerio público contabilizó durante el 2017 más de sesenta casos de conductores que se negaron a soplar en un control.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Aumentan las detenciones en carretera vinculadas al consumo de alcohol