Una fabulosa historia en la isla grovense

Escribir siempre fue su pasión y ahora ha visto cumplido su sueño con la publicación de su primera novela


o grove / la voz

«Con 12 anos xa facía poemas». A Rodrigo Paz Arcos siempre le gustó poner por escrito lo que estaba viviendo. Pero no fue hasta que se jubiló que encontró el tiempo suficiente para rematar su primera novela. La ha ambientado en la isla de A Toxa, un lugar del que guarda recuerdos muy especiales. Y la ha datado alrededor del año 1600. Cuenta la historia de una joven, hija del Duque de O Salnés, que residía en Nogueira, en Meis. Porque aunque el título del libro es A Toxa, la leyenda, la historia sucede en varios municipios de la comarca. Localidades que él conoce muy bien porque «nacín no Mosteiro, en Meis. Con dous meses fun vivir para Besomaño, en Ribadumia. Aos 25 anos marchei para Ámsterdam, onde estiven doce anos traballando, e despois fun vivir a Cambados», relata. Ahora, ha encontrado en O Grove el lugar en el que retirarse y dedicarse a la escritura. Ya tiene listo un nuevo libro, «que vai ser unha triloxía», asegura.

Rodrigo tiene historias de sobra para contar. Pasó doce años en Ámsterdam, donde empezó pintando barcos en unos astilleros. «A emigración é dura, pero tamén bonita. Os primeiros catro anos paseino mal, pero despois tería quedado alá», cuenta. Aprender el idioma fue fundamental para poder integrarse y, de paso, echar una mano a los españoles que llegaban a la ciudad buscando trabajo, incluida su mujer. Tras el astillero logró un empleo en un hospital, donde fue ascendiendo hasta convertirse en técnico de laboratorio. Pero su mujer quería regresar a España, así que volvieron a Cambados, donde abrió un bar. Trabajó también en una de las empresas de seguridad del Casino de A Toxa y fue allí donde nació su primera novela. «Cando te tocaba estar dentro non tiña moito que facer e sempre tiña un bolígrafo e un caderno. Un día deses escribín catro follas e deixeinas alí abandonadas», asegura. Años después, ya jubilado, decidió retomar la historia. Y así nació A Toxa, la leyenda, una novela que él mismo ha editado y que, asegura, está siendo todo un éxito.

El libro cuenta la historia de cuando A Toxa no era más que un islote que nadie conocía, ni siquiera tenía nombre. «Eu á Toxa sempre lle tiven moito cariño. Cando era rapaz eran uns tempos malos. Acaba de rematar a guerra da que meu pai regresara mutilado. Pero miña nai era moi aberta e gustáballe saír os domingos. No verán viñamos á Toxa no coche de liña ou iamos andando ata o peirao de Cambados e collíamos a motora para ir á illa», relata. Allí pasaban el día. «Entón, o Gran Hotel parecíame un monumento, pero o que me encantaba era o parque ornitolóxico», relata. Pero en el momento en el que transcurre su historia, en A Toxa no había ni hotel, ni parque, ni nada parecido. «A historia transcorre antes do 1600, porque a partir deses anos é cando O Grove deixa de ser unha illa», explica. Don Pedro Gándara del Valle, que llegó a ser delegado del Gobierno en Galicia, es el padre de una joven a la que no le gusta demasiado la intensa vida social que hay en su casa. Un día, empieza a ponerse enferma y nadie parece encontrar cura para su mal. Sus padres, desesperados, la llevan a todo cuanto curandero conocen, pero nada se puede hacer por ayudarla. Finalmente, se rinden y optan por recluirla en su habitación. Ella, sabiendo que se ha convertido en un problema, decide escaparse y una noche hace las maletas y se interna en el monte. Andando, andando llega hasta la zona de O Facho, en Castrelo, donde es posible con la marea baja cruzar hasta la isla grovense. Y allí decide instalarse. A partir de entonces vive mil aventuras que, entre otras cosas, explican el origen del nombre de A Toxa. No falta en esta historia el protagonista masculino, que encarna un marinero del barrio de San Tomé, en Cambados. Para conocer el resto, tendrán que comprar el libro, que ya está a la venta en las librerías mecas y en la tienda Don Tacón.

Publicar su nueva obra fue lo más complicado, pues en las editoriales cercanas salía muy caro. Finalmente encontró una empresa de Murcia que se avino a sacar una primera edición de doscientos ejemplares. La novela fue presentada la semana pasada en el municipio meco, y ha tenido una acogida «marabillosa. Leva á venda unha semana e xa vendemos 160 exemplares. Estou a punto de pedir unha reedición», cuenta Rodrigo. Al mismo tiempo, está trabajando en otro libro, del que ya tiene 1.200 páginas escritas y que también quiere publicar. Escribir es ahora su pasión.

El autor pasó doce años emigrado en Ámsterdam,

donde empezó pintando barcos

Cuenta la historia de la joven hija

del Duque

de O Salnés que

se pone enferma

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una fabulosa historia en la isla grovense