Nace en Caldas Pousada Real, un hotel con encanto en el Camino


caldas / la voz

La antigua casa de Mosquera, el telegrafista, vuelve a tener actividad en Caldas de Reis pero ahora como un hotel con encanto. Es Pousada Real, un hotel de 11 habitaciones que se inauguró este miércoles y que recibirá sus primeros clientes mañana. Detrás de este proyecto está una joven pareja: Jose Aragunde y Maruxa Tobío. Jose, que es comercial y procede de una familia de hosteleros, llevaba varios años con la idea de montar un negocio propio. «Un hotel o una cafetería siempre me había gustado, así que empecé a buscar dónde», comenta. Vio una casa en venta en el número 58 de la calle Real, en pleno Camino Portugués, y negoció su compra: «Lo que pedían era mucho y no nos pusimos de acuerdo». Dos años después vio otro cartel en la casa y esta vez sí pudo cerrar la operación. «La idea inicial era un hotel, lo de un hotel para peregrinos vino después al hacer el estudio de viabilidad, donde se destacaba el potencial brutal del Camino», cuenta. El hotel, de cuatro estrellas, mantiene «el estilo de la calle Real» y en la decoración se apostó por la madera y la piedra, «mezclando lo moderno y lo antiguo». Se invirtieron 500.000 euros, una parte de fondos Leader. El edificio, de 1900, dispone de finca con piscina y en un mes ofrecerá servicios extras a los peregrinos como masajes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Nace en Caldas Pousada Real, un hotel con encanto en el Camino