«¿Qué sucedería si llevados por el afán censor una ciudad se declarase contraria a determinada literatura?»

.

Pontevedra / La voz

Esta noche, el Liceo Casino de Pontevedra servirá de escenario para la presentación en sociedad del Capítulo de la Fundación del Toro de Lidia para la provincia. «Dentro del plan estratégico de la fundación, una parte es la de acercarnos a las provincias y en cada una abrir un Capítulo, como una delegación, en el que gente de la sociedad civil que quiera colaborar para proteger la tauromaquia tenga las herramientas para hacerlo», precisó Chapu Apaolaza. El portavoz de la fundación confirmó que en la ciudad del Lérez estará acompañado por su presidente, el ganadero Victorino Martín, el extorero César Rincón, y quien coordinará el Capítulo en Pontevedra y el resto de su equipo.

-¿Se puede adelantar el resto de integrantes de esta entidad?

-Estamos con los últimos remates del equipo que se presentará. En general, en todos los Capítulos hay gente de profesiones de diversos ámbitos, de todas las edades y de todas las condiciones sociales y económicas. Es gente transversal, personas normales que quieren dar el paso para proteger ese espacio de libertad.

-¿Consideran desde la fundación que se está atacando la libertad de expresión de los taurinos?

-Sí, claro. En muchas partes se está permitiendo una censura moral sobre una actividad y una manifestación cultural igual que cualquier otra, legítima, protegida por la ley y de la que disfrutan millones de ciudadanos. En Pontevedra, sin ir más lejos, está pasando. Las autoridades, por su gusto personal, están minusvalorando y declarándose contrarias a una manifestación cultural como cualquier otra. ¿Qué sucedería si llevados por el afán censor de una determinada parte de la población una ciudad se declarará contraria a determinado tipo de literatura o de música? Estaríamos asistiendo a un acto más de la censura. Creemos que es importante que se proteja a la tauromaquia de este tipo de acciones, pero también a los espacios de libertad dentro de la sociedad.

-Hace unos días el empresario de la plaza, Eduardo Lozano, afirmaba que la situación del toreo en España es consecuencia de la crisis económica, no de los movimientos antitaurinos...

-La crisis ha afectado a la tauromaquia igual que a cualquier otro campo. Ha afectado a los espectáculos en directo, a las salas de cine, que han sufrido un ajuste muy fuerte igual que lo ha sufrido la lidia. A nosotros sí que nos preocupa de una manera intensa los ataques a la libertad de las personas y nos parece importante que las instituciones y determinados partidos políticos no se dejen llevar por sus gustos a la hora de gobernar porque entonces va a ser una catástrofe.

-¿Cómo se van a defender estos postulados desde el Capítulo?

-Estando cerca del terreno viendo cuáles son las necesidades, en este caso, de Pontevedra, pero también insistiendo en los objetivos de la fundación. Estar atentos a la vulneración de los derechos de los aficionados, estando vigilantes de todos los abusos que desde las esferas de poder se puedan realizar, conseguir y facilitar el apoyo a los colectivos que soportan la fundación creando espacios de libertad. Por ejemplo, creando una red de asociaciones culturales taurinas universitarias, pero también promoviendo la docencia universitaria dentro de la libertad de cátedra. Tenemos que defender la libertad frente a la censura moral y, al mismo tiempo, normalizando la tauromaquia dentro de la sociedad. Y destapando todas las maniobras que se suceden para adscribir todo tipo de estereotipos a este mundo, como que esto es algo de gente mayor, de derechas o que es algo que va a menos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«¿Qué sucedería si llevados por el afán censor una ciudad se declarase contraria a determinada literatura?»