Libre con cargos el responsable de un almacén ilegal de arte sacro y especies protegidas disecadas

La Guardia Civil considera desmantelado uno de los principales centros clandestinos de Galicia

Todo esto tenía un vecino de Salvaterra en su almacén El Seprona de la Guardia Civil se incautó de 150 ejemplares de especies protegidas disecadas y piezas de arte sacro de los siglos XV al XIX.

Pontevedra

La venta a través de Internet de una pata de hipopótamo y de un arma de avancarga condujo a la Guardia Civil hasta lo que considera como uno de los más importantes centros clandestinos de Galicia «que se venía dedicando a la venta de arte sacro y al tráfico ilegal de especies protegidas». El sospechoso almacenaba las piezas intervenidas en distintas dependencias de un pazo de Salvaterra, así como en su entorno. Con doble nacionalidad española y francesa, quedó en libertad con cargos por distintos delitos: contra la fauna, contra el patrimonio histórico y cultural, receptación, tenencia ilícita de armas y contrabando. 

La operación Hiposacro que desarrolló el Seprona de Pontevedra tuvo su primera fase el 13 de junio de carácter administrativo y en la que se incautó no solo de la pata de hipopótamo y una tortuga, que tenía indocumentada, sino también del arma de fuego de avancarga y siete piezas arqueológicas (bifaces y bolas de cañón) que el dueño del pazo entregó voluntariamente.

.

Dos semanas más tarde, y una vez requerida la autorización judicial, se registró el pazo con el apoyo de la Fiscalía de Pontevedra y el asesoramiento de dos técnicos del Servicio de Patrimonio de la Xunta y un experto en arte sacro, el que fuera decano de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidade de Santiago, Juan Monterroso. De este modo, se aprehendieron 154 ejemplares animales naturalizados, todos ellos de especies protegidas y cuya tenencia contravenía la normativa que regula Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre (CITES). Así, se decomisaron once colmillos de marfil, algunos de ellos tallados y con un valor en el mercado que puede superar cien mil euros, pero también un leopardo de las nieves, un león, un tigre y el cuello de una jirafa.

De igual modo, se incautaron medio centenar de tallas de arte sacro datadas por los expertos entre los siglos XV y XIX y otras piezas de valor cultural y arqueológico, pendientes de peritación, algunas de las cuales pertenece a la época del paleolítico. Asimismo, se comisaron un lote de armas prohibidas denominadas «rompepiernas» y una colección de trece bayonetas.

Votación
15 votos
Comentarios

Libre con cargos el responsable de un almacén ilegal de arte sacro y especies protegidas disecadas