La Fiscalía descarta recurrir el archivo del caso Sonia Iglesias

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

Ramón Leiro

Existe el convencimiento de que los restos biológicos por analizar tienen origen animal

03 jul 2018 . Actualizado a las 08:10 h.

Tras conocer el sobreseimiento provisional decretado el pasado jueves de la causa judicial por la desaparición de Sonia Iglesias hace ocho años, el fiscal jefe Juan Carlos Aladro confirmó ayer que no se va a recurrir este auto ante la Audiencia Provincial. Dejó claro, en cualquier caso, que las pesquisas policiales siguen vivas y que la investigación que lleva a cabo la Policía Nacional no va a verse afectada por esta decisión, que va a continuar como hasta ahora.

De hecho, incidió en que la resolución de la jueza instructora ha coincidido en el tiempo con la apertura de una nueva línea de trabajo por parte de los agentes destinados a este caso. Al respecto, evitó dar detalles y remarcó que habrá que esperar a cómo evolucionan los distintos pasos dados desde que, a mediados del 2017, la titular de Instrucción tres de Pontevedra accedió a reabrir la causa ordenando una serie de diligencias que se han venido desarrollando desde entonces.

En relación con estas últimas, el propio auto de archivo provisional alude a que aún falta por conocer el resultado del «análisis genético de los fragmentos de cortical -corteza cerebral- encontrados en la finca» que pertenece a la familia de Julio Araújo y en cuya casa convivió un período de tiempo con Sonia Iglesias. En todo caso, son pocas las expectativas o esperanzas que en el seno de la Fiscalía de Pontevedra mantienen con respecto a esta prueba, ya que existe un convencimiento casi total del origen animal de estos restos biológicos.