«Nos olvidamos del enemigo porque las vacunas funcionan»

El doctor vigués Lucas Paseiro forma parte de la red de seguridad vacunal de la OMS, que celebra su reunión bianual en Annecy


vigo / la voz

Las alertas que en los últimos años han saltado en varios países europeos como Italia, Francia, Irlanda y algo menos en España, donde pequeños grupos de población han dejado de usar vacunas o no confiar en ellas. Esa realidad ha activado las alarmas en los organismos sanitarios internacionales. El doctor Lucas Paseiro García (Vigo, 1988) es el miembro más joven de la Red de Seguridad Vacunal VSN (Vaccine Safety Net), un proyecto de la Organización Mundial de la Salud que se reúne cada dos años en las oficinas centrales de la OMS en Ginebra para la puesta en común de las campañas en marcha. El vigués acude a este encuentro por segunda vez aunque en esta ocasión han cambiando la sede por la de la Fundación Merieux en la cercana ciudad gala de Annecy.

-¿Cuál es el objetivo de esta red?

-La misión es promover la información correcta sobre la utilización de las vacunas, su seguridad, qué efectos adversos pueden tener y cuáles no. De alguna manera se trata de verificar la información que circula por ahí y a través de todo esto tratar de mejorar la cobertura, que se traduce en cuánta gente de la que se debiera vacunar efectivamente se vacuna. El objetivo último es mejorar la salud de las personas.

-¿Qué alcance tiene?

-Son alrededor de 60 países integrantes y España es uno de ellos, pero el impacto llega a 221 países.

-¿Y su trabajo dentro de la organización cuál es?

-Mi rol aquí es doble. Por un lado, como miembro del consejo asesor del VSN, en el que tenemos que coordinar la red y materializar la estrategia de comunicación e investigación científica. Por otra parte mi otro papel es representar a España desde la Asociación Española de Vacunología. Desde el VSN nuestro receptor del mensaje es el planeta entero. Desde la Sociedad Española de Vacunología nos dirigimos a cualquier país hispanohablante.

-¿A través de qué mecanismos se hace?

-A través de la investigación. A nosotros nos interesa, como a todos, que las vacunas sean seguras. Y si no lo son, también tenemos que saberlo y difundirlo. Cuando gente como el doctor Andrew Wakefield dice que las vacunas tiene relación con el autismo aunque después se descubrió que le habían pagado y lo echaron del Colegio de Médicos de Inglaterra), nosotros contestamos a ese tipo de cosas con investigación. Nuestra función es demostrar si una vacuna se relaciona con tal o cual efecto adverso o no. Y lo publicamos para que la gente lo sepa. Las nuevas tecnologías son esenciales. Desarrollamos una red de redes sociales y todos los medios digitales para alcanzar a todo aquel que esté buscando información validada sobre vacunas. La web vacunas.org es nuestra principal herramienta de comunicación de cara al exterior.

-Las redes son un arma de doble filo. Por ahí se filtran también las informaciones fraudulentas, ¿no?

-Efectivamente, es un canal bidireccional, pero como lo es, podemos despejar dudas a quien las tenga. Y a los que ya tienen ideas consolidadas podemos tratar de proporcionarles la información que consideramos correcta. En todo caso, nos enfrentamos a la información contra las vacunas con optimismo y con el objetivo de mejora la salud de la población.

-Con lo que ha costado llegar a las vacunas en la historia de la medicina, ¿cómo puede ser tan fácil derrumbarlas con teorías estrambóticas?

-Porque las vacunas funcionan. La gente joven nunca ha visto una viruela, una poliomielitis... Como las hemos conseguido erradicar, la sensibilidad desaparece. Llega un punto en que como ya no vemos las enfermedades frente a las que nos protegen las vacunas, los padres dicen: «Yo creo que no es tan peligroso y tal vez haya riesgos mayores, así que prefiero asumir el de la enfermedad y no el de la vacuna». Nos olvidamos del enemigo contra el que llevamos décadas luchando. De repente fallece de difteria un niño en Olot y salta la alarma.

-¿El enemigo es la ignorancia?

-Más bien es la falta de acceso a la información, o la incapacidad para identificar la información correcta. Los padres son nuestro target principal. Según nuestros estudios, la mayor parte de personas que consultan información sobre vacunas son hombres y mujeres en edad reproductiva.

«Con la gripe no se consigue toda la cobertura, sobre todo entre los propios sanitarios»

Lucas Paseiro estudió Medicina en la Universidad de Barcelona. Hizo sus primeras prácticas en el Clínico de Santiago pero cambió de opinión y las siguió en Cataluña. Actualmente es médico residente en anestesiología y reanimación y tratamiento del dolor en Barcelona. Tras la carrera se formó en salud pública trabajando en el Hospital Clinic y añadiendo competencias con cursos de posgrado como el que hizo en la London School of Hygiene. Esta área de la salud que le interesa especialmente, se completa con una formación de campo con oenegés y proyectos de cooperación en varios países. El vigués se considera muy afortunado de poder formar parte ahora de una organización global que aborda la medicina y a la vez la salud pública desde un punto de vista estratégico para tratar poblaciones. «Tengo mucho que agradecer a los doctores Bayas y Velasco, del Clinic, y a la doctora Pasquín, que es médico de familia en Madrid», afirma el médico vigués.

?¿Hay alguna vacuna con la que no haya calado el mensaje como debería?

?España es un país donde hasta ahora no hay graves alertas de personas que no se quieren vacunar. De todos modos, con la de la gripe aún no se consigue toda la cobertura que se quisiera, sobre rodo entre los profesionales sanitarios. Y con la del papiloma creemos que falta por completar su implementación.

?¿En qué están trabajando actualmente?

?Ahora estamos desarrollando nuestra propia herramienta de investigación cualitativa y somos el referente en el VSN. La herramienta pronto se extenderá a toda la red de seguridad sobre las vacunas.

La red. La Red de Seguridad de las Vacunas es una red de sitios web que proporcionan información fidedigna de calidad sobre las vacunas que se estableció en el 2003.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Nos olvidamos del enemigo porque las vacunas funcionan»