Las calles de la provincia claman de nuevo por unas pensiones dignas

La fragmentación de las convocatorias entre UGT y CC. OO., por un lado, y la CIG, por otro, restan impacto a las movilizaciones

s. b. r. r.
redacción / la voz

Visto lo visto, la reforma del sistema de pensiones, que en el 2013 eliminó el IPC como referencia para su actualización, se ha convertido en un obstáculo sindical de primera magnitud. La CIG culpa a UGT y Comisiones Obreras de haber tonteado con el Gobierno del PP en esta materia, así como en la reforma laboral. Las centrales estatales reprochan a la organización nacionalista que quiera ir por libre. El resultado de todo ello cobra la forma de convocatorias separadas en ciudades como Pontevedra y Vilagarcía. Algo que, se mire por donde se mire, resta impacto a la reivindicación de unas prestaciones públicas dignas, cuyo potencial de movilización se demostró en febrero y en marzo y ayer volvió a recorrer las calles de la provincia.

En la capital provincial, decenas de personas secundaron las dos movilizaciones en defensa de las pensiones organizadas la CIG, por un lado, y por CC.OO. y UGT, por otro. La ciudad del Lérez se sumó así a la jornada reivindicativa desarrollada en el resto de Galicia. Aunque una vez más la desunión sindical fue patente, la reivindicación de ambas movilizaciones fue similar: defender el sistema público de pensiones, exigir que estas sean dignas y que los jubilados no pierdan poder adquisitivo cada año.

La CIG, por su parte, eligió la plaza de A Ferrería para iniciar una manifestación que finalizó en A Peregrina, donde se leyó un manifiesto, mientras Comisiones y UGT, optaron por la fórmula de la concentración en la plaza de España, delante de la Subdelegación del Gobierno.

Algo semejante sucedió en Vilagarcía. UGT y Comisiones apostaron por concentrarse en los jardines de Ravella, frente a la Casa Consistorial. El acto congregó a unas doscientas personas, entre las que se encontraban representantes sindicales, miembros del gobierno socialista de la ciudad, con el alcalde, Alberto Varela, al frente, el portavoz de EU, Jesús López, o el concejal no adscrito, Miguel Alves.

¿Hacia una folga xeral?

Al mismo tiempo, la CIG recorría las calles del centro de la capital arousana, secundada por medio millar de manifestantes que concluyeron la movilización en la plaza de Galicia, con una arenga a cargo de Xan Bouzas que lanzó la posibilidad de una convocatoria de huelga general. Por lo que respecta a A Estrada, varias decenas de personas se congregaron en la Praza do Mercado, respondiendo a la convocatoria de la central nacionalista.

Por si la fragmentación sindical no fuese suficiente, varias ciudades acogerán hoy otra protesta, esta vez convocada por la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones. La cita en Pontevedra es a las 11.30 horas, en la plaza de España.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las calles de la provincia claman de nuevo por unas pensiones dignas