El dólar y el billete de lotería que el mar arrastró desde New Jersey a A Illa

Dos isleños hallaron en una playa una botella con deseos de buena suerte enviados desde el otro lado del océano

Mensaje en una botella en A Illa Mensaje en una botella en A Illa

vilagarcía / la voz

El mensaje, que está firmado por

David Kembel, tuvo que recorrer más de 5.000 kilómetros

La carta tardó casi dos años

en completar su viaje a través del océano Atlántico

Isidro tiene la sonrisa más grande del mundo. Y ayer la esbozaba sin parar cuando contaba el hallazgo que él y Juan Manuel Rial, Chicho, realizaron el pasado miércoles durante uno de sus habituales paseos por su isla, A Arousa. Fue en el arenal de Con Cerrado, uno de los que flanquean la entrada al parque natural de Carreirón, cuando vieron una botella de cristal entre la marisma de algas y restos que el mar había escupido a tierra. Aún no se explican por qué aquel recipiente, tan verde como anónimo, llamó su atención. Quizás fue el hecho de que tuviese el corcho puesto. Quizás, la intuición de que tenía algo dentro.

Los dos amigos siguieron andando. Pero apenas habían dado un par de pasos cuando se pararon. «Para min que había algo dentro desa botella», se dijeron el uno al otro. Y tenían razón. En cuanto cogieron recipiente en sus manos comprobaron que en su interior había una bolsa de plástico con cierre hermético. «Era coma unha bolsa de conxelar», relatan. Sostiene Isidro que, al principio, pensó en dejar estar el asunto e ignorar el mensaje. Pero antes de que acabase de pensarlo, Chicho había procedido a destripar la botella para comprobar qué contenía.

«Ao principio pareceunos unha botella de Martín Códax, pola forma era moi semellante, e pensamos que o que fora que houbera dentro había de mandalo alguén dende Cambados ou por aí». Pero el mensaje que calculaban llegado de la localidad vecina provenía, en realidad, de mucho más lejos. En concreto, de un lugar situado a más de cinco mil kilómetros de distancia: New Jersey, una tierra con la que, pese a la distancia, los isleños tienen una relación especial a través de los emigrantes.

El contenido de la botella sorprendió a Isidro y A Chicho. Lo primero que sacaron fue un dólar. Lo segundo, un billete de lotería sellado el 5 de julio de 2016 al otro lado del océano. «Se nos tocara, eran mil euros ao día durante toda a vida», relata Isidro. Por último hallaron una carta manuscrita. «Está moi borrosa». Así que, entre la tinta desfigurada, «que a letra non é moi clara», y que el inglés sigue siendo una barrera, les ha llevado su tiempo desentrañar el mensaje. Descubrimos, eso sí, que la botella fue lanzada al mar desde Cave Waypoint por una persona llamada David Kembel. También han descifrado la línea en la que el autor de la misiva les deseaba «boa sorte co billete de lotería». «Boa sorte tivo a botella, para non ter partido en todo o camiño», razonan sus descubridores.

Búsqueda electrónica

Isidro y Chicho intentarán descifrar todo el mensaje traído por el mar. También, la dirección de correo electrónico que se adivina en las últimas líneas del escrito. «Imos probar para intentar enviarlle un correo electrónico á persoa que mandou a carta, para que polo menos saiba ata onde chegou a botella», relatan. ¿Tomarán ellos el relevo de David Kembel y lanzarán una botella con un mensaje al océano? «Mellor que a veñan buscar á Illa», bromea Isidro. Créanme, no es un mal sitio para ir.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El dólar y el billete de lotería que el mar arrastró desde New Jersey a A Illa