El viento del suroeste y las mareas vivas causaron el rebose de la ría

MeteoGalicia precisa que la dirección de las borrascas empujaron el mar a la costa


pontevedra / la voz

La ría de Pontevedra parecía un vaso desbordado a fines de la semana pasada. El mar salió de sus límites habituales e invadió la autovía de Marín, el muelle de As Corbaceiras, el casco histórico de Combarro y parecía, por momentos, que iba a engullir playas, paseos marítimos y todo lo que se le antojase. Jueves, viernes y sábado se dio la conjunción perfecta. Se aliaron todos los factores atmosféricos adecuados para esta inusual escena que pilló desprevenidos a vecinos y conductores. Los vídeos y fotos en las redes sociales revolucionaron la comarca. No todos los días se ve la autovía convertida en una piscina.

MeteoGalicia señala que se sumaron dos efectos. La semana pasada hubo luna llena que provocó mareas vivas, es decir, la bajamar fue más grande de lo habitual, pero también lo fue la pleamar. Es normal dentro de los ciclos naturales de la luna. Lo que ya no fue tan frecuente es la dirección del viento durante la borrasca que azotó Galicia. Hubo viento del suroeste, es decir, que procedía desde el sur y no desde el noroeste como es normal en estas fechas.

Las rías quedaron entonces en la trayectoria directísima de estas rachas de viento. Así que el mar de fondo, lo que se conoce popularmente como mareas vivas, unido al viento del suroeste con una fuerte borrasca desde el Atlántico es la clave. Si a esto se le añade que los ríos Lérez y Gafos ya bajaban con un caudal muy superior al normal por causa de las constantes lluvias de estas últimas semanas, tenemos los elementos suficientes para explicar por qué se dio la inundación de As Corbaceiras. El agua del río quedaba frenada en la desembocadura por el mar de fondo empujado por el viento del suroeste.

La ría se convirtió así en un vaso que desbordaba. «As borrascas que nos afectan en Galicia nesta época normalmente veñen de Gran Bretaña ou do sur de Islandia, por iso na zona da Coruña é onde soe haber problemas no inverno», matizan desde MeteoGalicia.

Sin embargo, la semana pasada, el viento sopló del suroeste y entonces, el esquema cambió. «As ondas viñan do suroeste, e se meteron directamente na ría, foi unha situación peculiar», indican desde la institución meteorológica gallega. Curiosamente la altura de ola más grande se midió en Sálvora el sábado, pero no se repitieron las inundaciones porque el viento no sopló tan fuerte del suroeste y el mar de fondo se va rebajando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El viento del suroeste y las mareas vivas causaron el rebose de la ría