La investigación policial apunta ahora al panteón de la familia Araújo en Pontevedra

Alfredo López Penide
López Penide REDACCION

PONTEVEDRA

Ramón Leiro

Se encuentra a menos de 50 metros de la casa registrada estos días

22 feb 2018 . Actualizado a las 22:38 h.

La investigación policial en torno a la desaparición de Sonia Iglesias apunta ahora al panteón de la familia Araújo en el cementerio de San Mauro, que dista a menos de 50 metros de la casa registrada estos días en Pontevedra. La jueza no ha autorizado, por ahora, exhumación alguna.

Por otra parte la policía ha registrado ayer un coche de la pareja de David Araújo depositado en un taller de Vilalonga, en Sanxenxo. 

El caso de Sonia Iglesias, que desapareció hace ocho años, dio ayer su segundo giro en menos de 48 horas.  Si el martes Pontevedra amanecía con la noticia de que la causa judicial archivada provisionalmente hace casi tres años había sido reabierta con unas diligencias declaradas secretas, ayer se acostaba con la imputación de Julio Araújo -quien había sido pareja de la pontevedresa y padre de su hijo, de 16 años- y de su hermano.