Otra lectura del congreso socialista


«É unha ledicia para min estar neste congreso provincial, esta é a miña provincia». La frase la pronunció el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, el sábado en la clausura del congreso de los socialistas de Pontevedra. Entonces ya conocía la composición de la nueva ejecutiva provincial de David Regades. Detrás de ese equipo de 43 personas había varias estrategias políticas. Una de ellas era «aislar» al nuevo líder del partido en la comunidad, aunque Regades anunció que van a «traballar xuntos coa executiva galega» para ser una alternativa a la derecha del PP. De alguna forma, Caballero (Gonzalo) estaba en casa, pero sin estar del todo en casa. La nueva dirección provincial no integró a las cabezas visibles de la otra candidatura, la de Eduardo Reguera, pero sí dio cabida a personas de las agrupaciones de Pontevedra y de Vilagarcía que habían apoyado a Xaquín Fernández Leiceaga antes de su alianza con Caballero (Gonzalo).

Pasado el congreso provincial, el proceso de renovación orgánico del partido no tendrá mucho parón, ya que en poco más de un mes habrá que afrontar los locales. Y lo ocurrido el sábado en el Pazo da Cultura arroja otras lecturas. ¿Quién sale reforzado de ese congreso? O dicho de otra forma, ¿quién es el gran derrotado del congreso en la agrupación local?

Todas las miradas se dirigen al actual secretario xeral y portavoz municipal en el Concello, Agustín Fernández. Él parece ser el más perjudicado, al quedarse fuera de una dirección que tiene mucho que decir en la elaboración de las listas de las generales y de las autonómicas. No obstante, el concejal sigue teniendo la mayoría en el seno de la agrupación que dirige. Los socialistas de la ciudad cuentan con cuatro miembros en la estrenada dirección provincial, cuando partían de tres. Uno de ellos repite, Antón Louro, que cambia la presidencia (un puesto casi honorífico) por la secretaría de Relacións Institucionais. Una decisión que pocos entienden si no es por la valía de Louro a la hora de cocinar la trastienda. Dos diputadas en el Parlamento, María Pierres y Patricia Vilán, entran en el equipo para gestionar las secretarías de Vivenda y Medio Ambiente. Mientras que José Manuel Valcárcel asume un área con mucho peso, la de Política Municipal.

En este escenario, ¿cómo se presenta el congreso local? ¿Habrá un candidato o más de uno a dirigir la agrupación local? Casi nadie quiere mojarse en este momento porque en menos de año y medio habrá que afrontar las municipales. Aunque en el 2015 el PSOE salvó los muebles al mantener sus tres concejales, sigue en su suelo electoral. «Yo si fuera Tino intentaría una integración de verdad por lo que se le viene encima», dice un militante.

Por Cristina Barral CIUDADANA

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Otra lectura del congreso socialista