El acoso a un alumno desvela que no existe protocolo para estos casos en la Universidad

El presidente del Tribunal de Garantías avisa de que hay que estar en guardia ante la cantidad de casos detectados en la ESO


vigo / la voz

Un caso de acoso escolar en el ámbito del alumnado de la Universidad de Vigo desveló que no existe protocolo en la institución para aplicar en estas situaciones, al contrario de lo que sucede con el acoso laboral y sexual, que sí lo tienen.

El dato fue facilitado ayer por el presidente del Tribunal de Garantías, Argimiro Rojo, quien aseguró que se actuó con suma celeridad para resolverlo. Durante la presentación de la memoria anual del 2016, advirtió de la necesidad de «estar en garda; entre outras razóns porque segundo un estudo do grupo CIES desta Universidade, o 70 % do alumnado galego da ESO sofre algún tipo de acoso escolar». El hecho de que se trate de la etapa educativa precedente hace, a su juicio, que la Universidad tenga que estar vigilante ante esa plaga.

En general, el número de expedientes tramitados por el tribunal descendió de forma considerable al sumar solo 25 frente a los 66 del 2013, lo que según Rojo indica la tendencia a la baja de las reclamaciones. Sin embargo, Adela Sánchez Moreiras, del Personal Docente e Investigador, justificó la reducción de quejas por dirigirse cada vez más a los juzgados.

La mayoría de los expedientes se refieren al alumnado (76 %), seguidos a distancia del personal de administración y servicios y del profesorado, en ambos casos un 12 %. Por campus, predomina el de Vigo (68 %), seguido a distancia de Ourense y Pontevedra, con un 12 % cada uno.

Por sexos, en esta ocasión como novedad predominan los hombres (48 %) frente a las mujeres (36 %). El resto son reclamaciones hechas de forma conjunta por personas de ambos sexos.

Los principales temas que motivan las quejas de los alumnos tienen que ver con la reclamación y revisión de calificaciones. Se dio el caso de un proceso de revisión de examen que se prolongó durante más de un año, un hecho puntual que, según Argimiro Rojo, no debe repetirse. Hace un llamamiento para que se respeten los derechos de los estudiantes y para que no sean utilizados como víctimas o rehenes en los conflictos entre docentes.

Las inquietudes del profesorado están motivadas por el incremento del uso indebido de las nuevas tecnologías, lo que da lugar a casos de plagio, copia, acoso e indisciplina en las aulas. Exceso de burocracia, estrés, sobrecarga y fatiga son otras de sus preocupaciones. Según Rojo, esto «nos sitúa nun escenario permanente de frenesí, precipitación, improvisación y superficialidad», lo que provoca actuaciones carentes de rigor en las que se prima la cantidad sobre la calidad. A su juicio, la Universidad no debe contagiarse del ritmo desbocado de la sociedad. Sugiere crear un premio a la solidaridad.

Las quejas del personal de administración y servicios se refieren, sobre todo, a convocatorias de concurrencia competitiva y al acoso laboral.

El personal se lleva 102 millones de los 172 del presupuesto

El personal de la Universidad de Vigo acapara el 60 % de los 172 millones del presupuesto del próximo año, lo que se traduce en 102. El vicerrector de Economía, José Manuel García, destacó durante la presentación de las cuentas, que la de Vigo es la universidad gallega en la que más ha aumentado el gasto de personal en los últimos cuatro ejercicios.

A continuación del personal, destaca la inversión real, de casi 33 millones, con un incremento del 9,31 % respecto a este año y que representa el 19,12 % sobre el total del presupuesto de gasto. «A política de investimentos está directamente ligada á consecución de fondos finalistas para non comprometer o funcionamiento ordinario da institución», indicó García.

En el apartado de obras se ejecutará buena parte de la sede institucional de O Berbés, se iniciarán los trabajos previos para la rehabilitación del edificio Faraday en la ETEA (Campus do Mar) y también se ejecutarán las ayudas conseguidas en la última convocatoria de infraestructuras científicas prorrogadas hasta el 2018.

Con relación a este año el nuevo presupuesto supone, en general, un incremento del 4,37% y es el más elevado desde el 2011. Destaca el aumento en transferencia de capital en un 11,45 %, debido a la captación de recursos que se espera. En este sentido, el rector, Salustiano Mato, puso de relieve la creciente capacidad de la institución para obtener recursos propios de investigación y desarrollo: «Neste 2017 levamos captados máis de 30 millóns de euros por esta vía e isto supón un incremento do 21 % respecto de 2016 e do 60 % respecto do 2015».

Una parte importante de esos fondos se deben al éxito de proyectos como Biocaps (4,6 millones) o Táctica (8,8 millones), según el rector, quien también se refirió a los avances en las infraestructuras de investigación, como el nuevo Cacti, Cinbio y MTI.

El capítulo de gasto corriente tiene una previsión de 27 millones con un ligero incremento del 1,73 %.

33 millones

Inversión real

El incremento con relación a la cantidad invertida este año es de 9,31 % y representa el 19,12 % sobre el total del gasto.

27 millones

Gasto corriente

Experimenta un incremento del 1,73 %, mientras que el de transferencias corrientes baja un 8,51 % por la disminución de ayudas del Ministerio.

Mato presenta la especialización de campus como «avance histórico» de su mandato

Coincidiendo con la recta final de su mandato de ocho años, que concluirá la próxima primavera, el rector, Salustiano Mato, aprovechó la celebración del claustro para hacer un balance de su etapa al frente de la institución académica. Presentó la especialización de los tres campus como «un avance histórico».

Sobre Vigo, repasó el bagaje del Campus do Mar y del Vigo Tecnológico, para el que se está diseñando un nuevo plan estratégico.

En el caso de Pontevedra, destacó el proyecto de especialización del Campus Crea, la consecución de la bandera verde como único Green Campus de España y las buenas relaciones con las instituciones del entorno. Estas tuvieron como fruto el primer protocolo de colaboración institucional con la Diputación y el acuerdo para la bonificación del 95 % del IBI.

En Ourense, la consolidación del Campus da Auga, no es menos significativo para Mato, quien recordó que el primer plan de acción está ejecutado en su totalidad. Otros logros, dijo, son la puesta en marcha del grado de Ingeniería Aeroespacial y la construcción del edificio del Campus da Auga, recibido esta semana.

Buena prueba de que la denominación de campus periféricos no es acertada lo demuestra, a su juicio, el hecho de que en Ourense la ocupación sea del 101 %, la mayor del sistema universitario gallego. El 45 % de los estudiantes son de fuera de esa ciudad.

El rector no dejó pasar por alto el hecho de haber mantenido el tipo él y su gobierno en estos ocho años, pese a pillarles de lleno aspectos tan complicados como el plan Bolonia, la crisis económica con sus correspondientes recortes y la reforma educativa. La Universidad de Vigo, dijo, creó un plan propio para compensar la pérdida de ingresos con fondos externos. Se refirió a las políticas transversales llevadas a cabo, como la prevención del acoso sexual, el desarrollo de una política lingüística y del portal de transparencia.

El posicionamiento de la institución en los ránkings más destacados, los cambios en la estructura interna de la institución y el desarrollo de nuevos estatutos, que se presentarán en el próximo claustro del 18 de enero, son otras de las consecuciones aludidas por Salustiano Mato ante un escaso auditorio que obligó a retrasar unos minutos el inicio de la sesión hasta conseguir el cuórum necesario.

El posicionamiento de la institución en los ránkings más importantes es otro de los logros

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

El acoso a un alumno desvela que no existe protocolo para estos casos en la Universidad