Noventa millones contra el destrozo del fuego

La Diputación habilita fondos para que los concellos afectados por el fuego redirijan sus ayudas


pontevedra / la voz

Son los concellos quienes deben decidir cuáles son sus prioridades y su estado tras los incendios. Esa es la idea sobre la que sustenta todo el Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra desde su inicio, y es también la que los pone ahora completamente a disposición de los ayuntamientos más afectados por los fuegos que asolaron la provincia este mes. Son ellos los que saben mejor qué nadie qué infraestructuras necesitan y cómo prevenir un episodio similar en el futuro. Ese es el único requisito que tanto la presidenta como el vicepresidente del ente provincial, Carmela Silva y César Mosquera, respectivamente, pusieron ayer a los municipios que soliciten estas ayudas.

Se trata de borrar las huellas que han dejado las llamas en los diferentes concellos empleando los fondos que inicialmente estaban concedidos y destinados a otro fin. No importa cuál fuera el objetivo originario para el que los concellos de menos de 20.000 habitantes pidieron esos treinta millones de euros si los incendios han cambiado sus necesidades. Y consiste también en hacer saber a los ayuntamientos más damnificados por los fuegos que no tienen que renunciar a sus proyectos iniciales, tan solo posponerlos para arreglar primero los daños más graves.

De ahí que el proyecto provincial abarque los fondos destinados a la línea uno de ayudas del Plan Concellos desde este 2017 -lo que queda de él- hasta el 2019. Así, a los treinta millones que hay destinados para el 2018 se suman otros treinta del 2019, otros doce que todavía se puedan modificar del 2017 y otras líneas del programa pontevedrés que también se diseñaron para hacer frente a esta situación.

Partidas «xenerosas»

También parte de los recursos del Plan Revitaliza -en materia de contenedores quemados, por ejemplo-, del Plan Forestal -a la hora de habilitar bosques como parques de recreo- y de otros programas impulsados por la Diputación se sumarán a este fin para sumar los más de noventa millones con los que la institución provincial pretende soplar las cenizas de los fuegos. En el caso de los parques forestales, por ejemplo, Mosquera anunció que se va a incrementar «xenerosamente» su dotación para lograr partidas importantes. El objetivo es duplicar o incluso triplicar los 1,2 millones que se reservaron este año para «cubrir todas as solicitudes». «É o maior esforzo inversor que podemos facer», matizó el vicepresidente provincial.

Pero no todas las ayudas llegarán en forma de dinero. Mosquera y Silva anunciaron, además, que han llegado a un acuerdo con la Escola de Forestais para implicar a los mejores expertos del mundo en la elaboración de un análisis de la situación actual de los montes de Galicia, y una posterior línea de actuación. Las consecuencias del cambio climático, que tendrá especial peso en el noroeste de la Península Ibérica, pueden prevenirse con un programa integral que incida directamente en la educación y la gestión adecuada de los montes como principal arma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Noventa millones contra el destrozo del fuego