El Teucro se desdibuja tras una primera parte soberbia

Los azules cayeron ante un Puente Genil que fue de menos a más


Pontevedra / La Voz

No fue el cansancio, ni los viajes. Tampoco fue un exceso de confianza, ni que no llevaran suficientemente preparado el partido. El Condes de Albarei Teucro firmó ayer una soberbia primera parte para desdibujarse en la segunda ante un Ángel Ximénez Avia Puente Genil que supo armarse durante el descanso para firmar un segundo tiempo estudiado y diseñado a medida para los azules.

Salieron los de Quique Domínguez completamente enchufados, concentrados y resolutivos. A medida que el público iba superando las restricciones de tráfico impuestas con motivo del Medio Maratón de Pontevedra e iban llenando el pabellón municipal ?acudieron 920 espectadores?, los teucristas les iban regalando jugadas defensivas y ofensivas que sellaban un dominio absoluto del juego. Corrían, atacaban y e impregnaban un ritmo fluido a sus jugadas que terminó con el descanso y seis goles de ventaja.

Los dos equipos se fueron al vestuario con sensaciones completamente opuestas. Solo que el Puente Genil supo aprovechar las suyas y exprimió el descanso para rearmarse y diseñar una estrategia cuidadosamente adaptada a su rival. Tenía tres nombres propios: el primero, el de Yoan Balázquez, teucrista al que marcaron intensamente durante la segunda parte tras percatarse del peligro que entrañaba. El segundo, el del montenegrino Rudovic, el lateral izquierdo del Puente Genil que más daño acabó haciendo a los de Domínguez. Y el tercero fue el de Jorge Oliveira, el portero rival. Con mucho más acierto que en los primeros treinta minutos del partido, el guardameta paró varios lanzamientos clave de los pontevedreses.

Mediado el segundo tiempo la estrategia visitante comenzaba a dar sus frutos, y los cordobeses igualaban el marcados. Tres tiros de siete metros errados terminaron de condenar a un Teucro que, aunque no dejó de luchar en ningún momento, se desdibujó ante un Puente Genil que dio razones de sobra para ganar el partido. Uno de esos que, a pesar de dejar un sabor agrio, mantuvo la dulzura del espectáculo que siempre dan dos grandes equipos en buena forma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Teucro se desdibuja tras una primera parte soberbia