Las criticas del PP llevan a la Diputación a posponer los cambios en el «plan Concellos»

El gobierno provincial optó por retirar la modificación propuesta

.

POntevedra / La Voz

Los cambios en las bases reguladoras de las subvenciones de la Diputación a los municipios de menos de 20.000 habitantes -el «plan Concellos», que entra en una nueva fase de ayudas- tendrán que esperar. O descartarse definitivamente. Las críticas vertidas desde las filas del PP a la propuesta del gobierno provincial provocaron la retirada de ese asunto del orden del día del pleno celebrado ayer. Se trataba de ratificar el acuerdo adoptado por la junta de gobierno el pasado 11 de agosto y de aprobar unas modificaciones, pero el segundo asunto no llegó a debatirse. El portavoz del grupo socialista, David Regades, justificó la decisión en aras de «evitar suspicacias» del PP, si bien insistió en que las modificaciones propuestas no eran sustanciales sino más bien «aclaraciones a preguntas formuladas por funcionarios».

El portavoz del PP, Ángel Moldes, no lo ve así. Aseguró que la propuesta de modificación era «unha chapuza» y recriminó que no se trataba de aclarar preguntas sino de evitar una ilegalidad, ya que considera como tal la intención de modificar las bases «dous días despóis de rematado o prazo para pedir as axudas».

El vicepresidente provincial, César Mosquera (BNG), insistió en que el objetivo del plan Concellos es «mellorar o reequilibrio territorial dos servizos», e insistió en la tesis de que los cambios que proponía el grupo de gobierno eran para aclarar la aplicación de ciertos criterios en el reparto, por lo que lamentó las acusaciones de «caciquismo» vertidas desde las filas populares. «Cre o ladrón que todos son da súa condición», les espetó el vicepresidente provincial.

«O que sucede -le replicó Moldes- é que vostedes xa saben de antemán a quen lles van dar os cartos. Intentan ocultalo e pensan que non nos enteramos».

Pazo de Meirás

El pleno volvió a vivir un desmarque del Partido Popular en una propuesta para exigir la incorporación del Pazo de Meirás al patrimonio público. Se trataba de una moción presentada y defendida por el grupo mixto (SON Marea) que también recamaba «a salvagarda da memoria histórica». La propuesta contó con el apoyo de los diputados del PSOE y del BNG. Los del PP optaron por abstenerse.

También se aprobó, en este caso por unanimidad de todos los grupos, el reglamento para promover el uso del lenguaje inclusivo en las comunicaciones de la Diputación.

Por último, el grupo de gobierno rechazó sendas mociones del PP, Una proponía aumentar la partida presupuestaria destinada a ayudas para ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes. Y la otra planteaba la elaboración de un plan específico para desestacionalizar el sector turístico en la provincia.

Votación
0 votos
Comentarios

Las criticas del PP llevan a la Diputación a posponer los cambios en el «plan Concellos»