El calor y la sequía adelantan a agosto la vendimia en Rías Baixas

Las subzonas del sur de la provincia ya trabajan y se sumarán ahora las de O Salnés


Las uvas para algunos espumosos ya se han empezado a recolectar en O Salnés, y en las subzonas del sur de la provincia la vendimia ya ha comenzado. Es habitual que allí se adelante algo, pero no las dos semanas de antelación de este año. En buena parte de las bodegas ya está todo preparado y el ajetreo que habitualmente se da en la segunda semana de septiembre, esta vez se adelanta nada menos que a agosto o como muy tarde a inicios de septiembre. Esta misma semana se espera que se vayan incorporando más viticultores. Se acorta, merced a la sequía y el calor, la diferencia entre la vendimia más tempranera de Europa, que se da ya en pleno verano en las Islas Canarias, con una zona como las Rías Baixas, donde el suave clima suele demorar la recogida hasta esa tradicional segunda semana de septiembre.

Con todo, la anomalía no es sinónimo de mala cosecha. La denominación de origen prevé una cosecha para este 2017 de 37,6 millones de kilos de uvas, lo que supone un incremento del 12 % respecto a las cifras de 2016 (33,4 millones de kilos), según datos recabados por la agencia Europa Press. Será mucha, pero también buena. La vendimia ya arrancó en varias bodegas del sur de Pontevedra en la última semana en municipios como O Rosal y Salvaterra, con un adelanto también de dos semanas respecto a otros años, y se prevé que se alargue más que otros ejercicios.

Esto combinado con la ausencia de plagas importantes en los viñedos de la denominación de origen colocan a Rías Baixas en una posición mucho mejor que el resto de denominaciones de origen gallegas. No en vano es la única de las cinco denominaciones de origen gallegas que no se han visto afectadas por las heladas en Galicia.

Los técnicos de califican el ciclo vitícola de este año como «excelente, con ausencia de plagas y enfermedades».

El tiempo ha jugado a favor de esta cosecha, con unas buenas condiciones climáticas de junio, que provocaron un alto ritmo de crecimiento vegetativo. Una excelente salud de los viñedos ha hecho el resto, por lo que se espera que sea una cosecha con una elevada producción de vino.

Además de la producción, una vendimia tempranera tiene otros alicientes para las bodegas. Al coincidir con la temporada turística, las visitas programadas por iniciativas como las rutas en Enobús que recorre las bodegas -que ya en julio logró una elevada ocupación, que rondó el setenta por ciento- podrán ofrecer como aliciente el ajetreo que produce la vendimia. El consejo regulador de la denominación de origen Rías Baixas ya ha remitido a los viticultores y bodegueros las normas que regirán la inminente campaña de vendimia, subrayando la importancia de prestar máxima atención al cuidado de la uva. Las bodegas deben revisar la vendimia y alertar de cualquier irregularidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El calor y la sequía adelantan a agosto la vendimia en Rías Baixas