De la sustracción de cocaína del cuartel de O Grove hasta el robo de un uniforme en Salvaterra


Lo ocurrido estos días en las oficinas marinenses del Servicio de Vigilancia Aduanera es el robo más recientes que sufren las fuerzas y cuerpos de seguridad en la provincia en los últimos años.

Tal vez el suceso más impactante tuvo lugar a principios del 2009 en el cuartel de la Guardia Civil de O Grove. Por aquellas fechas desaparecieron doce kilos de cocaína de los veinte que se guardaban en estas dependencias policiales. Según las crónicas de entonces, la droga procedía de uno de los fardos que meses antes había ido apareciendo en las playas del litoral arousano y pontevedrés. En agosto de aquel año fue detenida una persona, si bien posteriormente quedó en libertad con cargos. Nada más ha trascendido del posterior procedimiento judicial.

Años más tarde fue la Policía Nacional la que sufrió un robo de entidad en una de sus dependencias. Así, en la víspera de la Navidad del 2014, los amigos de lo ajeno asaltaron la sede de Salvaterra haciéndose con un uniforme policial completo, soportes informáticos con bases de datos de personas a los que se renovó o expidió el DNI y el pasaporte, los libros y tarjetas usados para expedir estos documentos, y el dinero procedente de las tasas recaudadas por la realización de estos trámites.

La Policía Local tampoco se ha librado de este tipo de sucesos. Así, sin ir más lejos, en junio del 2011, los ladrones accedieron a la Jefatura de Mos, donde sustrajeron distintos material y un ordenador del área de Urbanismo que, al menos por entonces, estaban ubicadas en la plata superior de la sede policial.

Votación
0 votos
Comentarios

De la sustracción de cocaína del cuartel de O Grove hasta el robo de un uniforme en Salvaterra