La subasta de bienes de narcos reportó 115.000 euros a la lucha contra la droga

La cifra del 2016 contrasta, no obstante, con los más de 1,2 millones de un año antes

.

Pontevedra / La voz

En apenas una semana, dos operaciones conjuntas de la Policía Nacional y la Guardia Civil permitieron asestar sendos golpes a supuestos entramados de narcos asentados en las Rías Baixas. En el más reciente operativo, los investigadores se incautaron de marihuana y hachís, pero también de 210.000 euros en efectivo y cuatro vehículos, dos coches y otras tantas motos. En el supuesto de una sentencia condenatoria, estos pasarán presumiblemente al Fondo de bienes decomisados por tráfico ilícito de drogas que los subastará.

Este es el mismo procedimiento que se siguió el pasado año en Pontevedra con tres automóviles y media docena de inmuebles que fueron intervenidos inicialmente para, posteriormente, ser enajenados a favor de este fondo. De este modo, el pasado año, la subasta de estos bienes reportó a la lucha contra el narcotráfico un total de 115.000 euros, de los que 109.853 euros procedieron de la licitación de los inmuebles.

Se trata, en todo caso, de cantidades que distan bastante de lo que se había logrado apenas doce meses antes. Según recoge el propio fondo en su memoria del 2015, durante ese ejercicio se subastaron trece viviendas, naves o cobertizos, así como tres vehículos, de tal modo que esta entidad dependiente del Ministerio de Sanidad percibió más de 1,2 millones de euros, dinero que se destinará a «fines relacionados con la prevención, investigación, persecución y represión del tráfico ilegal de drogas, la prevención de toxicomanías, la asistencia e inserción sociolaboral de los drogodependientes y la cooperación internacional en la materia».

La caída de las enajenaciones en Pontevedra discurrió en paralelo con la disminución -ligera- en el número de decomisos que llevaron a cabo las fuerzas del orden en las distintas investigaciones. Los datos aportados desde el fondo aluden a que, a lo largo del 2016, los investigadores, previa autorización de la autoridad judicial, formalizaron más medio centenar de decomisos: veintiún automóviles, una joya, media docena de inmuebles y otros veinticinco objetos que no se concretan.

En todo caso, Pontevedra contabilizó más decomisos que en el resto de las otras tres provincias gallegas -en A Coruña fueron 32 los llevados a cabo, mientras que en Lugo fueron trece y en Ourense uno-, circunstancia que, en opinión de los expertos policiales consultados, refleja la implantación de las redes de la droga en las Rías Baixas. De hecho, las subastas de bienes intervenidos en estas tres provincias apenas reportó 15.500 euros en el 2016.

Votación
0 votos
Comentarios

La subasta de bienes de narcos reportó 115.000 euros a la lucha contra la droga