Entroido: seña de identidad pontevedresa

El carnaval urbano más importante de Galicia, acredita un año más su capacidad de convocatoria y repercusión económica en la ciudad


Pontevedra ha logrado estatuir en los últimos treinta años tres citas festivas de primerísimo rango que nos reportan una proyección extraordinaria tanto en Galicia como en el resto del Estado. Entroido, Fiestas de Verano y Feira Franca constituyen ese tríptico de acontecimientos de trascendencia indiscutible por su probadísima capacidad de convocatoria. Y de paso, revierten para la economía local, ya que suponen grandes generadores de recursos por turismo, restauración y ventas.

En el caso de los festejos veraniegos, la decisión de amalgamar una sucesión de eventos para configurar ese formato con el que se engloba la programación que arranca con la Romería de San Benitiño cada 11 de julio, otorga una sensación de mayor dimensión. Indudablemente el núcleo duro, el solomillo es la Semana Grande la Peregrina, debido a que reúne los espectáculos de mayor concurrencia: desde las atracciones de feria, pasando por las corridas de toros, peñas, tiradas de fuegos, hasta los conciertos.

El colofón de ese repertorio de eventos veraniegos que se extienden durante 45 días, es la Feira Franca, que, por su singularidad y probadísimo éxito, ha logrado carta de naturaleza propia estableciéndose en el primer fin de semana de cada mes de septiembre como la tercera gran cita festiva del año. La transformación medieval de la ciudad y sus gentes que han asumido la fiesta como algo propio en apenas unos años, así como la llegada de miles de visitantes convierten esas 48 horas en un espectáculo único en Galicia y en España.

Pero de las tres grandes citas festivas de cada año es el Carnaval el primero en celebrarse por simple obviedad cronológica y el que marca la pauta del estado de ánimo de la ciudadanía tanto para la diversión como para el consumo. Este año excelentes, considerando las impresiones de campo que cualquiera obtuvo en estos nueve días de Entroido y otras apreciaciones como la brindada por la Federación de Comercio, que sitúa en nuestra ciudad y comarca, una gran parte de los más de 30 millones de euros de consumos que ha movido el carnaval en la provincia.

Rango Wikipedia

El rango que ha adquirido el Entroido para Pontevedra es tal que un instrumento tan usado como la Wikipedia sitúa al Loro Ravachol como uno de los símbolos identitarios de la ciudad, en igualdad de condiciones con el santuario de A Peregrina o los puentes que son esencia y explican el propio nombre de nuestra urbe. Y además en esa enciclopedia para internautas se le otorga un capítulo propio al plumífero que existió entre 1891 y 1913. Fue un personaje de la época.

Pero su recreación actual ha conseguido una proyección superlativa al convertirse en el icono del Entroido pontevedrés. Una de las ideas más fecundas que tuvieron el grupo de pontevedreses que en los 80 decidieron retomar el Carnaval en la calle, fue la de recuperar la figura del loro aprovechando la circunstancia histórica de que el ave murió en plenos carnavales y los pontevedreses de entonces le hicieron un sepelio muy sonado con cortejo fúnebre y acompañamiento. Justo el pasaje que cada año se ha recreado con tanta implicación y complicidad de miles de ciudadanos que participan del último evento de nuestro Entroido.

Mayoría de edad

El Carnaval en la Calle de Pontevedra, que es la acepción con la que un entusiasta grupo de ciudadanos, comerciantes y empresarios acometieron su recuperación en 1985, ha ido creciendo y madurando hasta que ha logrado convertirse en una sucesión de acontecimientos festivos que han adquirido un rango propio. Hasta tal punto que, además de ser el Carnaval urbano más importante de Galicia, resulta ser el más duradero, pues la programación carnavalesca ocupa nueve días, desde el pregón inaugural hasta el velorio e incineración de Ravachol.

Difícilmente podía imaginar aquel grupo que formaban, entre otros, Pepe González, Shiva; Bibiana Araújo; Salus García Louzao; Peregrino Vázquez o José Manuel Brea Vaamonde (ambos ya desaparecidos), con Manuel Rodríguez Pousada, Queimadas, también finado, quien era el concejal de Fiestas y apoyó la iniciativa, que aquella «resurrección del Carnaval pontevedrés» podría dar lugar tres décadas después a la multitudinaria fiesta que hoy en día conocemos.

De una paulatina recuperación de la figura y significado del Loro y el desfile central del sábado, hemos pasado a una programación festiva en la que se ha logrado consolidar el certamen de murgas, la Mostra da Parodia o el martes pirata.

Diversión y cocina

Por supuesto que me merece un capítulo aparte la contribución de La Voz de Galicia a través de su grupo de comunicación, en la programación del Carnaval pontevedrés. Decir que la Festa da Filloa que organiza RadioVoz se celebra desde hace veintidós años, sintetiza esa cooperación que viene, por tanto, de tiempos remotos.

Y en este año, además, la aportación de este grupo de comunicación se amplió con la celebración el pasado viernes de un Foro Voz dedicado al carnaval y su gastronomía, bajo el título Entroido: filloas e fogóns que tuvimos el placer de participar moderando a Pepe Vieira, Benigno Campos, Raúl Facciola y Rafael Quintía, quienes conversaron y nos ilustraron sobre las múltiples facetas de nuestra cultura pues diversión y cocina, son parte intrínseca de la misma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Entroido: seña de identidad pontevedresa