La demora en el expurgo colapsa los archivos de juzgados

Los funcionarios conviven con cajas con expedientes bajo las mesas, otras donde las pruebas se acumulan y baldas repletas

.

Pontevedra / La voz

El almacén habilitado en el edificio administrativo de la Xunta en Campolongo alberga ya más de doscientos mil expedientes procedentes del expurgo de los juzgados de A Parda. Pese a estos trabajos, la retirada de los documentos en algunos juzgados pontevedreses, a juicio de algunas centrales sindicales, se está demorando de tal manera que ya hablan, incluso, de colapso de algunos de estos órganos.

Particularmente grave, afirman desde la central Alternativas na Xustiza - CUT, es la situación que se vive en los Juzgados de Primera Instancia número dos y cinco, este último con competencias en todo lo relacionado con los asuntos de familia. Denuncian «falta de espacio y de personal técnico especializado en expurgo», de tal modo que, cuando aún restan más de nueve meses del 2017, «ya no hay sitio para el archivo de los procedimientos del presente año».

La imagen, cuanto menos, no se corresponde con lo que se espera de una Administración moderna, del siglo XXI, y que apuesta por los avances tecnológicos -el objetivo de papel cero sigue estando muy presente-. Las cajas de cartón con toda clase de documentos y expedientes, ya no solo abarrotan las baldas y los armarios, sino que, además, se acumulan bajo las mesas de algunos funcionarios. En otros casos, en las cajas se guardan sin aparente orden y concierto lo que parecen ser pruebas y efectos puestos a disposición de la autoridad judicial. Incluso, el carro metálico de la compra que se suele emplear para trasladar los expedientes de una punta a otra del edificio judicial de A Parda aparece totalmente ocupado con causas, la practica totalidad de ellas del ejercicio 2015.

La situación ha llegado a tal extremo que se ha tenido que «utilizar un cuarto para ir atajando la situación», remarca Fina Iglesias, delegada de Alternativas na Xustiza. Casi todos los procedimientos del 2011 están en archivadores de cartón por los suelos, mientras que los del 2012 o están en cajas, o están sueltos por distintas zonas.

Y si está es la situación de los juzgados propiamente dichos, no difiere mucho de lo que es la zona de archivos ubicada en los bajos del edificio judicial. Allí se pueden encontrar causas que se remontan al 1978, mientras que las más cercanas en el tiempo datan del 2010. Aseguran que no se han podido bajar procedimientos de años posteriores ante la «evidente falta de espacio disponible», una situación que ha convertido algunos pasillos en lugares angostos y estrechos en los que se complican sobremanera los trabajos de expurgo.

Fina Iglesias tiene claro que la solución pasa por incrementar el personal dedicado al expurgo, así como dotar a los juzgados de técnicos de apoyo y asesoramiento para garantizar la eficacia del tratamiento de la documentación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La demora en el expurgo colapsa los archivos de juzgados