La ruta jacobea de la Antártida recala en la ciudad

Más de ochenta pingüirinos, como se autodenominan, recibieron en A Peregrina la bendición para seguir la ruta que recorrieron los restos del Apostol hacia Santiago


Pontevedra / La Voz

La ruta jacobea desde la Antártida ya es una realidad. Ayer, más de ochenta pingüirinos, como se denominan a sí mismos, recibieron en el santuario de A Peregrina la bendición del capellán militar de la Brilat y pusieron rumbo hacia Arousa. Su intención es recorrer el mismo itinerario que siguieron los restos del Apóstol hacia donde hoy se yergue la catedral de Santiago, lo que se conoce como translatio.

De este modo, militares y científicos que participaron en la última misión antártica, dotación del buque de investigación oceanográfica Hespérides, junto con familiares y miembros de la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago. La partida coincidió con el ascenso a teniente coronel de Alberto Salas, quien fue el primer militar de la Brilat que dirigió la campaña militar en el continente helado y ayer destacó que el Ejército de Tierra es «un actor necesario para la apertura de esta ruta del Camino de Santiago».

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

La ruta jacobea de la Antártida recala en la ciudad