Segundo asalto en la carballeira de Caldas

Supersuckers, Ilegales y Siniestro toman el escenario tras el arranque que ayer protagonizaron Marky Ramone y Enemigos


Vuelve Cultura Quente por sus fueros. Dos días, una carballeira, catorce bandas, un solo público para estrenar, ayer, el festival que abre el verano musical en Galicia. Como primeros platos, Los Enemigos y Marky Ramone, el último Ramone en activo, con su enorme legado. Si el legendario batería estuvo allí en el momento preciso, cuando el punk rock se sacudía los pañales en Nueva York a base de tejanos, chupas de cuero, acordes sencillos y ritmos frenéticos, a los tipos que esta noche toman su relevo tampoco les faltan tablas, precisamente.

El triple disco de El Drogas

Big Crunch!, ganadores del concurso de maquetas que Cultura Quente impulsa junto a la Fundación Paideia, abrirán fuego a eso de las seis para encadenar su música con la de Habitación Vudú, desde Xinzo para el mundo, y la de los vigueses The Soul Jacket. A partir de ahí, la veteranía se adueñará de la carballeira de Caldas. Para empezar, El Drogas. Enrique Villarreal, bajista y alma máter de Barricada, el hombre que compuso el 80 % de los temas que situaron a los navarros en la cumbre del rock estatal, está demostrando, con su carrera en solitario, a quién pertenecía la fuente de la que manaba el talento de los de la Txantrea. «Demasiado Tonto En La Corteza», el triple disco con el volvió a la arena hace un par de años es, sencillamente, una maravilla en tres tiempos.

Las cosas de Julián

A continuación llegará el turno de Siniestro Total. No hace mucho, los de Vigo cumplieron la edad de Cristo. Treinta y tres años sobre los escenarios que han dado mucho de sí. Julián Hernández ha sido capaz de superar la marcha de gente tan importante en la historia de su banda como Germán Coppini, Miguel Costas o Alberto Torrado y mantener viva a su cuadrilla. Siniestro ya no son tan gamberros. Ya no salen en «Aplauso» desmadrando en el plató y denunciando, de paso, el hipócrita acartonamiento del playback. Para empezar, porque tampoco hay «Aplauso» que valga. Pero a cambio han ganado en profundidad musical. «El Mundo Da Vueltas», un canto al desastre que se avecina tras la siguiente esquina, es su último sencillo, recién salido del horno. Con él siguen girando.

El cóctel de Jorge

Otros dos platos fuertes para cerrar tan contundente menú. Ilegales. Corrosivos, deslenguados, afilados, feroces, imprevisibles. «La Vida Es Fuego» es su salvoconducto para el retorno: «Estas canciones se han servido recién salidas del horno en vez de material mas trabajado. Queríamos algo realmente fresco para el momento y con la fuente fluyendo a todo trapo se hizo posible una selección. Todas las canciones eran buenas, el problema era decidir cuáles combinan mejor entre sí. Creo que «La Vida Es Fuego» es un buen cóctel reconstituyente». Si lo dice Jorge Martínez fijo que es verdad.

Country punk rock

Para la traca final, Supersuckers. Lo suyo sí es un tremendo cóctel de country, punk, rock y lo que les echen a estos tipos de Tucson, Arizona, que lidera Eddie Spaghetti

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Segundo asalto en la carballeira de Caldas