Mosquera apremia a los concellos a asumir el compost generalizado

Asegura que solo con experiencias piloto no se logrará significativas bajadas de coste


pontevedra / la voz

La Diputación de Pontevedra quiere pisar el acelerador para la implantación del compostaje en los concellos de la provincia que se han adherido al plan. Son más de una veintena y ayer, el vicepresidente de la Diputación, César Mosquera (BNG), se reunió con representantes políticos de todos ellos para apremiarles a implantar ya el modelo de compostaje. Y hacerlo de forma generalizada en sus concellos. «Hai que facelo con decisió e hai que facelo rápido», dijo Mosquera.

El compostaje, que consiste en eliminar del circuito de la recogida de basura todos aquellos restos orgánicos susceptibles de convertirse en abono, comenzará a implantarse de forma inminente, aunque experimental, en muchos de los concellos de la provincia. El de Pontevedra será uno de los primeros, con la instalación de islas de contenedores en Monte Porreiro, donde los vecinos de la zona han suscrito un compromiso de que trasladarán sus restos a estas isletas de contenedores, donde, mezclados con estructurante vegetal, comenzará el proceso de putrefacción controlada para hacer de restos eminentemente de comida abono limpio e inodoro.

El problema es que una implantación progresiva, experimental y casi testimonial, no acabará con el actual problema de déficit de los servicios de recogida y tratamiento de basuras que tienen los ayuntamientos de la provincia de Pontevedra. Retirar la basura de las calles y tratarla es mucho más caro de lo que acaban ingresando los ayuntamientos por las facturas que giran a los vecinos.

La idea es que con el compostaje, el evitarse el traslado de los residuos a largas distancias y su posterior procesamiento en la planta de Sogama, donde el grueso de la basura de Galicia acaba incinerándose para producir energía eléctrica, se abarate la factura a la que tienen que hacer frente los ayuntamientos de la provincia.

Pero, ¿qué sucede con los contratos en vigor que tienen los ayuntamientos con concesionarias de basura? César Mosquera cree que no serán un impedimento para implantar el compostaje y que los concellos podrían negociar con ellas para hacer ambos modelos compatibles. Es una cuestión crucial, porque apostar por el compostaje al tiempo que se mantiene la recogida tradicional, además de ser contraproducente, resultaría más caro.

Con todo, la Diputación se ofrece a sufragar buena parte del cambio de modelo, con partidas ya articuladas para dotar a las viviendas individuales de composteros específicos y apoyar la construcción de isletas comunitarias, además de brindar al personal que se encargará de la gestión de estas últimas instalaciones colectivas.

«Neste momento, hai concellos que coas taxas non están cubrindo máis que entre o 20 % e o 50 % dos custos, polo que o sistema de recollida e tratamento actuais supoñen un lastre importantísimo para os concellos da provincia», explicó César Mosquera. Según un estudio de la Diputación de Pontevedra, el abaratamiento de los costes con una implantación generalizada del compostaje en los concellos supondría un ahorro de los costes del 50 %. .

Un estudio cifra en un 50 % el ahorro en la factura de la basura si se hace de forma masiva

La Diputación se ofrece a hacer el estudio para los concellos, pero solo hasta fin de año

Muchos de los concellos pequeños que se han sumado al plan de compostaje tienen una gestión directa de la basura, es decir, no hay ninguna empresa privada que se encargue del servicio mediante un contrato con el Ayuntamiento. En estos casos es más fácil implantar de forma radical el compostaje, pero para hacerlo hay que hacer un estudio técnico que César Mosquera cifra entre cien mil y cuatrocientos mil euros, en función de las dimensiones y población del término municipal.

Este estudio saldría ahora gratis a los concellos, porque serían los mestres composteiros, el personal que se ha formado desde la Diputación en gestión de compostaje, los que lo harían. Pero la oferta solo estaría en pie por el año de contrato que, de momento, tienen los 18 mestres composteiros con los que cuenta la Diputación. La institución trata así de meter prisa a los concellos para que abracen el nuevo sistema de residuos lo antes posible.

«Na primeira fase do plan, realizada en convocatoria pública, foron aprobadas as solicitudes de 22 concellos, nos que se colocarán arredor de 200 composteiros comunitarios agrupados en 44 centros», explicaron ayer desde la Diputación. César Mosquera insistió en que «calquera concello que queira tomar a decisión de implantar o sistema de compostaxe de xeito global o comunique canto antes para elaborar o plan pertinente para facelo viable». En este sentido, tiró de cifras para animar a los alcaldes: «Chegar a reciclar, vía compostaxe, o 70 % dos residuos orgánicos dun concello é factible sen dificultades».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Mosquera apremia a los concellos a asumir el compost generalizado