La vegetación impide ver el río en el tramo urbano de Caldas

El Concello medita alguna acción si no responde la Xunta


Si el miércoles fue en Pontevedra, ayer fue en Caldas. El alcalde de la localidad, Juan Manuel Rey (PSOE), volvió a alertar de la situación del río Umia a su paso por el casco urbano. Tras inaugurar en el Auditorio Municipal la exposición Mulleres en acción: Violencia Zero, que promueve la Diputación, el regidor y las concejalas Inés Fuentes y María López recorrieron un tramo del cauce. En la visita estuvieron acompañados por la presidenta del organismo provincial, Carmela Silva (PSOE).

Ambos reiteraron el mensaje lanzado el miércoles: que la Xunta debe asumir el 100 % de los daños ocasionados por los temporales del pasado invierno en los municipios y articular un plan anual que garantice la limpieza y el mantenimiento de los ríos.

«Hay tramos donde la vegetación tiene más de tres metros de altura y la imagen que se ofrece a los turistas y la que ven los vecinos de Caldas todos los días es una vergüenza», afirmó el regidor. Juan Manuel Rey no quiso desvelar ayer cuál va a ser la estrategia del gobierno local si no hay una respuesta satisfactoria de la Xunta. «De momento vamos a esperar y a ver qué pasa, pero estamos pensando en hacer algo», apuntó el político.

Por su parte, Carmela Silva se mantuvo en la postura expresada el miércoles en la sede provincial del PSOE junto a varios alcaldes, entre ellos, los de Caldas, O Grove o Fornelos de Montes. La Xunta afirmó ayer que la Diputación de Pontevedra fue la única que se negó de raíz a asumir ningún compromiso de colaboración con los ayuntamientos afectados por los temporales. Las de A Coruña y Ourense se mostraron favorables «a unha colaboración coordinada en prol dos concellos afectados», mientras que la de Lugo contempla la posibilidad de colaborar cuando se produzca un cambio en los criterios establecidos.

Desde el Concello se hizo hincapié en que pese a las promesas y las inversiones millonarias del Plan Umia -presentado por la Xunta el 28 de marzo del 2011- el estado del río es el de una selva que no deja ver el agua, con los efectos futuros que conlleva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La vegetación impide ver el río en el tramo urbano de Caldas