La esencia del Froiz se prepara para triunfar en Río

César Neira va a por medalla y Enrique Porto confía en que su guía se recupere de un atropello que le provocó graves lesiones


pontevedra / la voz

Hablar de esfuerzo, superación o sufrimiento es hablar de ciclismo. Mucho más, cuando los protagonistas son los corredores del Supermercados Froiz, Enrique Porto y César Neira, con lustros de experiencia sobre las dos ruedas pero que preparan su nuevo reto paralímpico con la ilusión de un debutante.

El palmarés y nivel del madrileño dan por seguro su concurso en la cita olímpica. Tanto como se daba el del vigués Porto hasta que un malintencionado taxista se llevó por delante a su guía y pareja de tándem, José Antonio Escuredo. «Estamos de bajón, entrenando y con la incógnita de esperar a ver si puede recuperarse», confiesa un Porto que se niega a perder la esperanza de mejorar en Río sus resultados de Londres. En el 2008 otro coche se cruzó en su camino privándole de estar en Pekín.

Con la moral más alta y centrado en sus objetivos competitivos está el madrileño Neira, «hay muchas ganas, serían ya mis terceros Juegos», destaca el ciclista al que la experiencia le hace preparar la competición de una forma más relajada. «Ya no es como las veces anteriores en las que si me llegan a decir que no iba se me hubiera caído el mundo encima. Pero estoy entrenando para ir a ganar» puntualiza.

En Brasil, Neira buscará repetir los éxitos de hace ocho años en China, donde consiguió un oro y un bronce, y olvidar el recuerdo de Londres, donde un mal día le alejó de la victoria. «Por mi participaría en todas las modalidades», afirma ambicioso Neira, aunque para tener éxito limita su preparación a «la contrarreloj y persecución», especialidad en la que se coronó en los Juegos de Pekín.

Enrique Porto, en cambio, sigue centrado en la prueba del kilómetro. «Teníamos muchas expectativas de estar en las medallas en Río», afirma resignado el vigués que ya rozó el podio en el pasado mundial. Aunque las posibilidades de estar en los Juegos parecen remotas, «un 80 %, que no llegamos», dice. El alimenticio no tira la toalla. «Hasta la última esperanza nunca hay que rendirse, le están haciendo pruebas pero es muy complicado», lamenta Porto que trata quedarse con lo positivo. «Está vivo y se recuperará, pero sientes impotencia porque son cuatro años trabajando y en nuestro deporte lo que más te da a conocer son unos Juegos y de ello dependen unas ayudas importantísimas», recalca.

«El ciclismo te da cosas muy buenas, pero también cosas que es mejor no recordarlas nunca», apunta César Neira en referencia a su última cita olímpica. «Iba mejor que nunca preparado, todo el mundo decía que iba a ganar y no sé que pasó pero me vine abajo y pasé un mes y medio fatal, así que si voy a otros juegos voy a ganar pero a disfrutar», se promete a sí mismo Neira, que también fue víctima de un atropello que lo dejó sin mundial.

Ambos han sufrido en sus carnes los reveses del deporte y, con su filosofía de campeones, los superaron. «Hay cosas que no puedo hacer, pero nunca me sentí un discapacitado», sentencia Porto

«Hasta la última esperanza nunca hay que rendirse, pero sientes impotencia, son cuatro años de trabajo»

Ciclista del Supermercados Froiz

«El ciclismo te aporta cosas muy buenas, pero también da otras que es mejor no recordarlas nunca»

Ciclista del Supermercados Froiz

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La esencia del Froiz se prepara para triunfar en Río