«Hay niños que nunca vieron una plaza»

El Día dos Mercados convertirá mañana la Praza da Abastos en un gran obradoiro para pequeños y papás


Pontevedra / La Voz

Mari Carmen Santos (Vilaxoán, 1964) es pescantina e hija de pescantina, además de presidenta de la Federación de Prazas de Abastos de Galicia (Fepragal).

-¿Qué es?

-Es una iniciativa a nivel europeo, que en España solo lo hacen Cataluña y Galicia desde el año pasado el último sábado de mayo. En Galicia participan noventa plazas -cada vez se suman más- para conmemorar la fiesta de que existimos, que hay mercados tradicionales.

-¿La idea es atraer a los pequeños para que vengan los mayores?

-Sí, mañana vamos a tener un obradoiro para niños, pero ya tuvimos durante todo el mes y desde abril un concurso de dibujo. Venían colegios y teníamos monitores que los llevaban por la plaza, les enseñaban los pescados, los mariscos, qué era macho y qué hembra, qué era un bivalbo y un crustáceo, las carnes y todo lo que hay. Los niños estaban encantados. Se llevaban una lámina y tenían que hacer un dibujo sobre el mercado que ahora están expuestos y vendrá un jurado que elegirá el mejor. Son de niños de 3 a 12 años, para que sus papás vengan a verlos. Hay niños que van con sus padres, pero hay niños que nunca vieron una plaza, un pescado, que tengan que vivir con lo que tenemos, con lo que comemos. Algunos se quedan: «Ese lo vi yo», «ese lo fui a pescar con mi padre». A mí me gustó mucho, me encantan los niños y se veía que iban contentos.

-¿Aún hay niños que nunca estuvieron en una?

-Sí, no es como antes. Yo ya vengo de esta tradición, pero recuerdo de pequeñita ir con mi madre a la plaza, y antes siempre venían los hijos; ahora muchos los traen, sobre todo las abuelas. Lo notas más cuando son vacaciones, pero hay otros que a lo mejor nunca entraron en una plaza, y también mucha gente joven, te lo digo yo.

-¿Cómo reaccionan?

-Les encanta, todo lo quieren tocar y coger para ver si está vivo, y les pregunta el profesor lo que saben. Creo que es una experiencia muy positiva, porque llegan a casa y lo cuentan a sus padres.

-¿Los niños convecen a los padres para ir al mercado?

-Los nilños, si les da, convencen, pero ya no es por eso. Es que hay gente que a lo mejor nunca fue, porque tiene trabajo y no tiene tiempo, y van al híper y hacen la compra entera allí, y a lo mejor vienen a ver el dibujo de su hijo y ve que existimos. Es lo que pretendemos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Hay niños que nunca vieron una plaza»