La vida en los castros de las Rías Baixas, más antigua de lo que se creía

Un estudio con pruebas de carbono-14 demuestra que tenían actividad antes de lo pensado

La excavación en el castro de A Lanzada se reanudará en junio y podrá visitarse.
La excavación en el castro de A Lanzada se reanudará en junio y podrá visitarse.

pontevedra / la voz

Miles de piedras, centenares de miles de restos arqueológicos que pueden hablar siglos después. Y hablan. Porque el plan para realizar excavaciones en los castros de las Rías Baixas ya está dando sus frutos. Y algunos son sorprendentes. Como que estuvieron habitados con anterioridad a lo que ahora se creía.

Son algunas conclusiones de las incipientes excavaciones que se están realizando en los castros de la provincia de Pontevedra por parte de la Diputación y que en los próximos meses se extenderán a la práctica totalidad. Técnicos de Fomento y de la institución provincial que colaboran en esta iniciativa están visitando sobre el terreno los 18 castros que están siendo o que serán excavados en distintos concellos para evaluar las posibilidades de musealización.

De momento, las pruebas de carbono-14 llevadas a cabo por arqueólogos sobre el terreno han permitido datar actividad en algunos castros en el siglo VIII a. C., aunque inequívocamente, ya con presencia social estructurada, en el siglo IV a. C. También que existió una actividad comercial con el sur de la Península y con el norte de África, al detectarse vestigios tempranos, en forma de restos de ánforas provenientes de estas zonas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La vida en los castros de las Rías Baixas, más antigua de lo que se creía