«Se necesita reordenar la enfermería hacia la especialización»

Achaca las ofertas laborales de mala calidad a un defecto de regulación, no a las plazas universitarias


pontevedra / la voz

Miguel Ángel Piñón Cimadevila (Pontevedra, 1947) está desde el 2010 al frente de la Escuela de Enfermería de Pontevedra, un centro adscrito a la Universidade de Vigo. El médico descarta que la solución para combatir el paro y la precariedad laboral del colectivo pase por reducir la oferta de plazas en las escuelas gallegas y españolas, como propone el sindicato de enfermería Satse.

-La escuela de Pontevedra oferta cada curso 50 plazas. ¿Son muchas?

-La crisis económica lo que hizo fue empeorar la oferta de trabajo, pero no puede empeorar el número de profesionales que se necesitan. Y en enfermería y en ciencias de la salud mucho menos. La calidad y la esperanza de vida es cada vez mayor y enfermería lo que necesita, más que reducir el acceso a las escuelas universitarias, es regular los puestos de trabajo. Aunque es una ciencia con más de 30 años y está dedicada al cuidado de los enfermos, me pregunto qué se ha hecho en el campo de la especialización. Eso está por desarrollar, al igual que la geriatría, a la que hay que dar un impulso. La sociedad exige en sus profesionales de la salud cada vez más formación y conocimientos.

-¿Las plazas las fija la escuela?

-Nuestros alumnos acceden con una nota alta y las plazas se cubren todos los años. Pero no las fijamos nosotros, lo hace la Universidad de Vigo porque somos un centro adscrito.

-¿Cómo se puede solucionar la precariedad laboral que viene denunciando el colectivo?

-Más que declaraciones lo que se necesita es ponerse a resolver problemas. Los estudios de Enfermería tienen que ser la primera opción, no verse como recurso para otros que no acceden a lo que quieren estudiar. La formación y las salidas tienen que ser atractivas. La regulación laboral desde hace dos o tres años, con la jubilación obligatoria de profesionales de la salud a los 65 años, tampoco ayuda. Si no se renuevan y cubren esas plazas pues mal vamos.

-Siete ciudades gallegas ofertan el grado. ¿No es excesivo?

-Déjame que barra un poco para casa. Nuestro campus está muy relacionado con la salud, tenemos Fisioterapia, la única que hay en la provincia, y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Tenemos un complejo hospitalario universitario y toda una estructura relacionada con ciencias de la salud. Y Enfermería tradicionalmente es una escuela muy antigua, ha cumplido ya 40 años y existía antes de ser estudios universitarios. Nuestros graduados se van, pero otros sí acceden a puestos laborales. Es verdad que son ofertas de mala calidad, por horas, sustituciones o bajas maternales. Pero ese es un defecto de la Administración en la regulación del ejercicio profesional, no de que haya muchas plazas. En países extranjeros demandan con avidez a nuestros enfermeros.

-El Satse dice que en menos de dos años habrá 30.000 enfermeros españoles en paro...

-En Medicina también se dijo en su día que había una bolsa enorme de médicos en paro. Pero hubo déficit en algunas especialidades como Pediatría. En ciencias de la salud y en concreto en Enfermería, tras cuatro años de grado, máster, doctorado y especialistas estilo MIR, la planificación tiene que hacerse a distancia. No es lo mismo una enfermera general que una cualificada. España necesita reordenar la estructura de enfermería hacia la especialización, abrir ese campo.

-Pero mientras eso no llega se aprueba el Decreto de Prescripción Enfermera. ¿Qué opina?

-Son profesionales a los que el plan Bolonia ha cambiado mucho la preparación. Pero detrás de este decreto hay mucha hipocresía. En nuestra sociedad todo el mundo prescribe, las madres a otras madres, en las peluquerías... Pero la enfermería no puede prescribir. Parece absurdo y tiene que tener vuelta atrás.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Se necesita reordenar la enfermería hacia la especialización»