La defensa de Cortiñas alega que se defendió de su mujer y la mató en un arrebato

El acusado del crimen de Lupe Jiménez llegó a la Audiencia de Pontevedra entre gritos de asesino

Tensión en la salida de José Cortiñas de la Audiencia de Pontevedra Tensión en la salida de José Cortiñas de la Audiencia de Pontevedra

Pontevedra

La defensa de José Cortiñas, quien se enfrenta a una petición de 20 años por el crimen de su esposa Lupe Jiménez, ha sostenido que su cliente se defendió de la fallecida. Así, sostuvo que fue la víctima quien «se abalanzó» sobre el acusado y este le dio muerte en un «arrebato». Igualmente, manifestó que desconocía el embarazo de su esposa. 

La celebración de este juicio en la Audiencia de Pontevedra está marcada por el inusutado y fuerte despliegue de agentes de la Policía Nacional y Local, y la Guardia Civil. Tal circunstancia no evitó que varias personas golpeasen el furgón que trasladaba a Cortiñas, que incluso recibió el impacto de una botella de agua. El acusado accedió al interior del Pazo de Xustiza entre gritos de asesino. 

Una hija de la víctima, embarazada de cuatro meses, sufrió un desvanecimiento Una hija de la víctima, embarazada de cuatro meses, sufrió un desvanecimiento

Las acusaciones califican este crimen como un delito de asesinato en concurso ideal con un delito de aborto. Los hechos enjuiciados ocurrieron hace casi dos años. Aquel 23 de febrero del 2014, José Cortiñas acudió a la vivienda de Vilaboa en la que Lupe Jiménez llevaba desde hacía varias semanas como consecuencia de las desavenencias con su marido, con quien ya tenía seis hijos

Ambos se marcharon juntos. No se la volvió a ver con vida. Su cuerpo, cosido a puñaladas (doce contabilizaron los forenses), fue localizado el 25 de febrero oculto tras un árbol en O Marquiño (O Pino).

Votación
2 votos
Comentarios

La defensa de Cortiñas alega que se defendió de su mujer y la mató en un arrebato