Los coletazos del temporal dejan un reguero de incidencias

En Pontevedra, la mejora del tiempo permitió restablecer la normalidad en la glorieta de Compostela, mientras que en Meaño y Ribadumia se registraron nuevos destrozos

Estado en el que quedó el pabellón de Meaño.
Estado en el que quedó el pabellón de Meaño.

pontevedra / la voz

Los coletazos del temporal que se vivió el pasado sábado y durante parte de la noche al domingo, aún dejaron ayer un reguero de incidencias de menor cuantía en la provincia. En Pontevedra, la mejora del tiempo permitió restablecer la normalidad en la glorieta de Compostela, una céntrica plaza que tuvo que ser cerrada el sábado a consecuencia del desprendimiento de varias planchas de un tejado. Ayer, según los bomberos, la normalidad volvió a la zona.

Donde sí se volvió a cebar el temporal la pasada madrugada fue en la comarca de O Salnés. El viento arrancó varias planchas de la fachada del auditorio de Ribadumia, lo que obligó a los Bombeiros do Salnés a trasladarse al punto para retirar las piezas que invadían la carretera y atornillar otras que quedaron sueltas.

En Xil, en el municipio de Meaño, los daños fueron aun más severos, ya que el fuerte viento dejó destrozado el pabellón de deportes de la parroquia. Los hechos ocurrieron el sábado por la tarde pero, la fuerza del viento fue tal que ayer todavía permanecían en las copas de los eucaliptos piezas del tejado que salieron volando y una cinta de la policía local cerraba el acceso para evitar que nadie se acercara al lugar, ante el temor de que pudiera haber nuevos desprendimientos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los coletazos del temporal dejan un reguero de incidencias