Más de cinco mil postales que narran un siglo de historia

La adquisición de nuevos ejemplares por parte del Museo se concentra en las imágenes más antiguas de la provincia


pontevera / la voz

El Museo de Pontevedra es mucho más que sus grandes exposiciones o sus salas más emblemáticas. Ahora que se ha abierto para el público en general la sala de investigación, con ella hay una ventana a esos fondos que pasan desapercibidos para el gran público. Hay entre los tesoros de la institución una colección de postales que van desde los años 1892 al 2007.

En un inicio formaban parte del archivo fotográfico de la institución, pero luego se desligó de estos. En la actualidad hay más de cinco mil referencias, lo que supone un número importante dada la juventud de la colección. Y es que, pese a que hay postales que podrían considerarse, por su antigüedad, históricas, la colección no se comenzó a catalogar como tal hasta el año 2005. De hecho, la mayor parte de las postales se adquirieron de colecciones entre el 2005 y el 2006.

Pese a que las compras se han realizado recientemente, el interés de la institución se ha centrado en aquellas tarjetas más antiguas. Es una colección muy específica, que busca proporcionar «referencias paisaxísticas, etnográficas e tamén filatélicas e editoriais de interese». Al restringirse el marco de actuación exclusivamente a la provincia de Pontevedra, la especialización de la colección resulta muy curiosa.

El envío de postales y por lo tanto su comercialización y fabricación han ido desapareciendo de la mano de las nuevas tecnologías. Sin embargo, son un testimonio gráfico de excepción para ver cómo ha cambiado el paisaje de la provincia, así como las costumbres sociales.

Aunque ha habido donaciones, los fondos que se han ido ganando para esta colección singular del Museo han sido eminentemente por adquisiciones, que ahora se concentrarán en el material más antiguo. La organización por la que se ha optado es toponímica, es decir, se agrupan por concellos.

Aunque las 5.137 postales que atesora el Museo de Pontevedra pueden parecer un número elevado, desde la institución aclaran que, con toda probabilidad, las mejores colecciones de este tipo estarán en manos privadas de coleccionistas particulares. Pero para los que sientan curiosidad, los fondos son de libre consulta para todos los públicos y han servido ya para editar algunos monográficos encargados por diversos ayuntamientos de la provincia.

Antiguo puente. Bajo el título de «Pontevedra. Detalle de la ría» se puede ver en esta postal el antiguo puente del ferrocarril sobre el río Lérez. Aún hoy se pueden ver los pilares de aquella estructura.

Puente de los Mareantes. Con el río Gafos utilizado todavía como embarcadero, en la imagen se puede ver la desembocadura en 1935, con el desaparecido puente de los Mareantes.

Antes del creciemiento. La imagen de la postal es de comienzos del siglo XX. Se puede ver al fondo de la imagen el edificio Aranda Graña, que permite situar en un escenario hoy muy cambiado.

El Vigo de los pescadores. La postal ofrece una estampa desaparecida: la zona del Arenal de Vigo cuando aún era un barrio de pescadores. Hoy ha desaparecido comido por los rellenos.

Vilagarcía. Estampas cotidianas, como viajeros esperando el tren, en este caso en Vilagarcía de Arousa, también son motivos recogidos en las postales de la época.

Edificios públicos. En esta otra postal antigua, también focalizada en Arousa, se puede ver el edificio del Ayuntamiento de Vilagarcía, con el entorno diáfano alrededor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Más de cinco mil postales que narran un siglo de historia