La estrategia del pistolero de O Cón: Guardar silencio

El cuñado de la víctima mortal reconoce que el fallecido pretendía cobrar una deuda


Pontevedra / La Voz

Se declaró inocente, pero rechazó contestar a las preguntas que le pudieran formular la fiscala, las acusaciones particulares o, incluso, su abogada defensora. Así fue la comparecencia de esta mañana de Jesús Rodríguez, O Briso, en la Audiencia de Pontevedra para responder del homicidio de Moisés González y del disparo que hirió al cuñado del fallecido, Fernando Moreira. 

Pese a que se negó a declarar, el guardia civil que detuvo al acusado precisó que este último le manifestó, voluntaria y espontáneamente, le reconoció ser el autor de los disparos: «Creo que me dixo que descargara todo», así como que «eu defendinme, que foran a por el e que el se defendera». 

A preguntas de la defensa, señalo que O Briso «temía pola súa vida. Pensaba que ían matalo». 

Por su parte, Fernando Moreira confirmó que, la madrugada del 5 de enero del 2013, se desplazaron hasta la vivienda del encausado en O Cón (Moaña) porque su cuñado le comentó que «le debía dinero», presumiblemente, por cocaína. Negó, en todo caso, que su intención fuese violenta, pese a lo cual el fallecido se colocó en el cinturón un cuchillo de unos 25 centímetros de filo «por miedo». 

Según su relato, al poco de abrir la puerta de su casa, Jesús Rodríguez descerrajó dos tiros sobre Moisés, que le alcanzaron los pulmones y el hígado provocándole un shock hemorrágico causándole la muerte. Acto seguido, sospechoso, para quien el fiscal solicita catorce años de prisión por el homicidio de Moisés y ocho por el intento de homicidio de su cuñado, así como 18 meses por tenencia ilícita de armas, dirigió sus disparos hacia Fernando Moreira. Este, con un proyectil alojado en la cadera, consiguió alcanzar el puesto de la Guardia Civil. 

Horas después, O Briso se entregaba a un agente del instituto armado.  

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La estrategia del pistolero de O Cón: Guardar silencio