Un madrileño que se siente gallego por los cuatro costados

La voz

Aunque nació en Madrid, los que lo conocen bien afirman que Miguel Estévez Lara es gallego por los cuatro costados. Ya no solo se trata de que haya desarrollado buena parte de su carrera profesional en Pontevedra, sino que sus orígenes se encuentran en la localidad lucense de Quiroga, de la que sus padres eran oriundos.

Padre de dos hijas, llegó a la Comandancia de la ciudad del Lérez hace poco más de un año sustituyendo en la plaza a Manuel Davó. Se trata de una provincia que conoce bien, ya que estuvo destinado en ella, al menos, siendo comandante. Previamente a ascender a coronel, cuando ostentaba el rango de teniente coronel dirigió la Guardia Civil de Ourense y estuvo un breve período de tiempo destinado en A Coruña.

En su currículo profesional le constan misiones internacionales en Sudamérica -Bolivia o El Salvador- y en África, Mozambique. Y en el personal, coinciden en definirlo como conciliador, familiar y preocupado por los agentes bajo su mando. «Es de los que llaman al pan, pan, y al vino, vino. No se muerde la lengua», apuntaron al respecto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un madrileño que se siente gallego por los cuatro costados