Una inversión de tres millones pendiente de coordinar y optimizar

Lars Christian Casares Berg
christian casares PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

RAMON LEIRO

Vuelven los contactos para tratar de aunar la oferta promocional que ahora dan tres oficinas de otra tantas Administraciones

04 dic 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Mapas de la ciudad distintos en función de en qué oficina caiga el turista. Y hay una cuantas en la ciudad. No se trata de las casetas que proliferan en cualquier urbe para tratar de facilitar las visitas a los turistas, sino de tres ofertas diseñadas por otras tantas Administraciones que no han logrado coordinarse: Xunta, Concello y Diputación. Y cada una en su sede.

Ahora, las dos últimas han retomado los contactos para tratar al menos de unificar la oferta y coordinar el uso de los dos edificios que ocupan: el Palacete de las Mendoza y la Casa da Luz. Ambas sedes han recibido en los últimos años más de tres millones de euros de inversión. Por eso no se trata de cerrarlas, sino de lograr una coordinación de usos. En el 2003, la Diputación desembolsó 2,1 millones de euros en la compra del palacete de la avenida de Santa María, entonces propiedad de Caja Madrid, a lo que hay que sumar la inversión posterior hecha por la Diputación. Allí está la sede de Turismo Rías Baixas, donde personal dependiente de la Diputación se encarga de ofrecer información turística, pero además acoge exposiciones y es sede de diversos actos culturales. Ahora se busca su encaje dentro de un plan estratégico de turismo que el organismo provincial elabora actualmente, con acciones a corto y medio plazo para las que se han reservado 3,4 millones de euros.

Cinco años después de la compra del Palacete de las Mendoza, en el 2008, el Ayuntamiento acometió una importante reforma, por más de setecientos ochenta mil euros, de la Casa da Luz, en plena plaza de A Verdura. El edificio, desde 1595, ha tenido los usos de matadero y carnicería municipal, central eléctrica, mercado cubierto de frutas y legumbres, juzgado municipal, local para bailes públicos, caja de ahorros y monte de piedad, sede del sindicato de productores de semillas, local del servicio municipal de aguas y sede de la Policía Local. Es, por tanto, un edificio emblemático para la ciudad, y no se renuncia a su uso, además de que se encuentra en un lugar céntrico de gran tránsito de turistas.

Pero al margen de estos dos imponentes edificios está la oficina de la Xunta, un local de alquiler en la confluencia de las calles Marquesa y Riestra, que a su vez también ofrece su propia información. Por su ubicación es la más opaca para los turistas, pese a que en el año 2010 se hizo una mudanza desde la antigua sede, que se ubicaba en la calle Gutiérrez Mellado.

Diputación. Es la sede de Turismo Rías Baixas, el organismo de la Diputación de Pontevedra que coordina la promoción turística para toda la provincia, pero funciona también como oficina de información para los visitantes de la ciudad. Se compró en el año 2003 a Caja Madrid, antigua propietaria, por 2,1 millones de euros. Está en Santa María.

Ayuntamiento. Tras una reforma integral que costó más de setecientos mil euros alberga en sus bajos una oficina de turismo desde donde se centraliza la información municipal, aunque también se utiliza para exposiciones, actos y recepciones. El edificio tiene otros usos en su planta superior. Se ubica en la plaza de A Verdura.

Calle Marquesa. La oficina turística de la Xunta se encuentra desde el año 2010 en la calle Marquesa, esquina con Riestra. Antes de su traslado a esta ubicación se encontraba en la calle Gutiérrez Mellado. Ofrece, además de información turística, venta de productos relacionados con la promoción de la comunidad autónoma.

Ruinas de Santo Domingo. El Concello tiene una segunda oficina de turismo frente a las ruinas de Santo Domingo, que comenzó siendo un proyecto efímero, pero que ha acabado por consolidare. El Ayuntamiento estaría dispuesto a renunciar a ella para evitar el excesivo solapamiento de las actuales oficinas en la ciudad. fotos ramón leiro