El Peixegalego se pierde ante la consistencia del Lucentum

Los alicantinos mantuvieron el dominio durante todo el partido


pontevedra / la voz

Los alicantinos se llevaron el ritmo de juego y los puntos. Casi veinte de ventaja ante un Marín Ence Peixegalego que no puso sobre la cancha la intensidad a la que va a tener que acostumbrar a sus rivales lo que queda de temporada. Lucharon los azules, lo intentaron, pero solo consiguieron igualar durante apenas unos minutos al Fundación Lucentum, que fue muy superior en tres de los cuatro cuartos. No en vano ocupa un tercer puesto merecido en la tabla, y selló la temporada pasada convirtiéndose en uno de esos equipos con los que uno nunca quiere toparse en el camino.

Pintaban un panorama bien distinto los primeros ocho minutos de partido. Ninguno de los dos anotaba con facilidad, pero tampoco hubo apenas interrupciones del juego. Los de Javi Llorente empezaban a sentirse cómodos en casa ajena y el resultado se aparecía más halagüeño para los marinenses. Pero eso era algo que no estaban dispuestos a consentir los locales, que rápidamente replantearon su juego para adaptarlo al que más podía desconcertar al Marín. Empeñados en ello, lo consiguieron antes de llegar al minuto 10, cuando comenzaron las canastas.

Cinco minutos después les sacaban tres de ventaja (19-16), y otros quince más tarde la diferencia ya era de siete. Los de Javi Llorente sabían a qué iban a Alicante, pero confiaban en que la suerte y la concentración jugaran un poco más a su favor.

Igualados en un cuarto

Resistiéndose a dejarse vencer en apenas treinta minutos, los marinenses volvieron del descanso con las pilas puestas y las ideas claras, y los siguientes quince minutos los emplearon a fondo en ponerse a la altura de sus contrincantes. Javonte Green, una de las figuras destacadas de la jornada, y sus compañeros consiguieron igualar las canastas en el tercer cuarto (22-22), pero la ventaja que ya les sacaban los alicantinos pesaba mucho.

Tanto que hizo de lastre durante los minutos finales del partido, cuando la diferencia entre ambos equipos se hizo más grande que nunca. Los locales se sintieron cómodos en casa y aprovecharon cada una de las oportunidades para agrandar la brecha que los separaba de los azules. Con ocho canastas de ventaja cerraron el último cuarto, sentenciando al Peixegalego a la décima posición. Al menos por una semana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Peixegalego se pierde ante la consistencia del Lucentum