Las calles grovenses amanecen llenas de huevos

La noche de Halloween dejó algunos daños, como una pintada en la carpa institucional

la voz

La celebración de la noche de Halloween causó algunos daños en las calles del casco urbano de O Grove. El principal problema fueron los restos de huevos rotos, que ensuciaron fachadas, puertas y viales, para indignación de los vecinos. Pero también hubo quien se entretuvo realizando una pintada en rojo en la carpa institucional que permanece instalada en la zona de O Corgo.

El enfado de algunos grovenses se podía comprobar en las redes sociales. Allí se quejaban de que grupos de jóvenes los había despertado de madrugada arrojando huevos contras las fachadas de sus viviendas. Las protestas llegaron hasta la Policía Local. Esta circunstancia obligó a los servicios de limpieza municipal a trabajar duro durante la mañana para eliminar los restos de huevo que había en algunas fachadas y puertas, pero también en las principales calles de la localidad.

A mayores, se registraron algunos actos vandálicos, como la pintada que apareció en la carpa institucional. Este recinto es de color blanco y está haciendo las funciones de auditorio municipal desde hace algunas semanas. En uno de sus laterales se puede ver ahora una pintada de color rojo. La lista de daños incluyó también algunos contenedores, que aparecieron volcados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Las calles grovenses amanecen llenas de huevos