La Sociedad Filarmónica lucha por sobrevivir

Elena Larriba García
elena larriba PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

 En los últimos seis años, debido a la crisis, el número de socios -llegaron a ser 1.000- bajó de 400 a 260

20 oct 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

La Sociedad Filarmónica de Pontevedra, una de las entidades culturales más antiguas de la ciudad, con 95 años de historia, lucha por su supervivencia. Su presidente, Gonzalo Martínez Lourido, reconoce, con toda sinceridad, que «el futuro no es muy halagüeño» y el temor a que pueda desaparecer existe, si bien, añade, «hacemos lo imposible para que eso no suceda». En los últimos seis años, debido a la crisis, el número de socios -llegaron a ser 1.000- bajó de 400 a 260. Pagan una cuota 10 euros al mes con la que se financia casi al 100 % la temporada de conciertos de música clásica que año a año programan, cada vez con mayor dificultad. Las ayudas públicas que recibe son mínimas, 1.000 euros de la Diputación y la cesión por parte del Concello del Teatro Principal -donde también tiene su sede- para la mayoría de las actuaciones, por lo que están muy agradecidos. Con la Consellería de Cultura, «lo intentamos, pero no obtuvimos respuesta». Su presupuesto apenas supera los 30.000 euros y no tienen más remedio que regatear con las orquestas de cámara y concertistas para seguir manteniendo el alto nivel de calidad que siempre tuvo la programación de la Filarmónica.

Captar gente joven

Pontevedra tiene una gran tradición musical y la Sociedad Filarmónica, fundada en 1921, contribuyó a que muchas generaciones de pontevedreses entendieran y amaran la música clásica. Gonzalo Martínez no duda en señalar que su desaparición, salvo conciertos puntuales promovidos por el Museo, Afundación, el Conservatorio o la Fundación Rutas del Románico, dejarían a esta ciudad sin una programación estable. El perfil de sus socios es de una edad media-alta y la esperanza está puesta en la incorporación a la sociedad de jóvenes que amen la música. De hecho ya han hecho campañas de captación con abonos especiales y entrada libre para los alumnos del Conservatorio, que de momento no han dado los resultados esperados. Martínez Lourido puntualizó, no obstante, que este no es solo un mal de la Filarmónica de Pontevedra, «sino de todas las sociedades filarmónicas de España», que también luchan por sobrevivir.

Temporada 95

Pese a todas las dificultades, la entidad pontevedresa ha conseguido sacar adelante su temporada número 95 (2015/2016), contando con figuras consolidadas de la escena musical internacional y apostando, al mismo tiempo, por agrupaciones gallegas emergentes. Precisamente, el concierto de apertura estará a cargo de la Camerata Arven, un conjunto pontevedrés formado por músicos muy jóvenes, que actuarán este jueves en el Auditorio de la Biblioteca Pública, coincidiendo con la Semana de las Bibliotecas. Entre los eventos más importantes, destaca el recital que ofrecerá el 4 de noviembre Brentano String Quartet, considerado uno de los mejores cuartetos del mundo, intérprete de la banda sonora de la película de Yaron Ziberman, El último concierto. Y mención especial merece también el concierto de homenaje a la Polifónica de Pontevedra, sociedad hermana, por su 90 aniversario.