La rehabilitación de las Ruinas de Santo Domingo deriva en denuncia ecologista

La Sociedad Española de Ornitología demanda a la Diputación por las obras


pontevedra / la voz

Era conocido que las Ruinas de Santo Domingo, antes de ser ruinas, habían sido Casa Asilo, cárcel de mujeres, hospicio, escuela de párvulos y otros muchos destinos puntuales. Y que la dejadez en el mantenimiento llevó a que sus piedras se utilizasen incluso para pavimentar calles en el siglo XIX. Incluso que en el año 1874 se barajó demolerlo totalmente para ampliar el solar del campo de la feria. Lo que desconocían muchos pontevedreses es que el edificio, incluido ahora en el conglomerado de inmuebles que conforman el Museo de Pontevedra, era un lugar de anidamiento de una especie protegida de aves. Y que los muros son una parada en la migración que estos pájaros hacen en un largo viaje desde el África subsahariana hasta Europa.

Son los vencejos. Y están protegidos por la legislación. Pero ahora, con las obras de rehabilitación que se están llevando a cabo en las Ruinas de Santo Domingo por la Diputación de Pontevedra, los nidos se han eliminado.

Así que la Sociedad Española de Ornitología anunció ayer que ha interpuesto una denuncia contra el organismo provincial «por la destrucción intencionada de una colonia de cría de un ave migratoria protegida, el vencejo común». La sociedad alerta de que los trabajos «se están realizando en una época totalmente inadecuada, además de eliminar sus lugares de anidamiento sin aportar soluciones complementarias para preservar dicha colonia». Al parecer, las Ruinas lucen mejor, pero tienen menos vida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La rehabilitación de las Ruinas de Santo Domingo deriva en denuncia ecologista