El castaño de la cuna forestal de España

Los directores de los cinco centros de formación e investigación del sector en la ciudad reivindican la importancia de Pontevedra plantando un árbol en el campus

Los directores de los cinco centros forestales colaboraron en la plantación del castaño.
Los directores de los cinco centros forestales colaboraron en la plantación del castaño.

Pontevedra / la voz

«El funcionamiento de tales centros profesionales -universitarios- será de trascendental importancia para los intereses económicos y culturales de esta provincia, porque aquí reside una de las riquezas forestales de mayor volumen». Estas palabras forman parte de un documento fechado en 1959 en el que la Diputación de Pontevedra solicitaba ante el Ministerio de Educación la creación de una facultad de forestales en la ciudad del Lérez.

Ayer por la mañana, frente a la sede del edificio que ocupa la Escola de Enxeñería Forestal de Pontevedra desde el año 2000 -en 1990 aterrizó en el que actualmente se destina a Ciencias da Educación-, se plantaba un nuevo árbol: un castaño.

Tradición en la provincia

De hacerlo se encagaban los directores de los cinco centros de formación e investigación forestal que hay en la ciudad: el de investigaciones forestales de Lourizán, la Misión Biolóxica de Galicia, la Estación Fitopatolóxica do Areeiro, la antigua Escola de Capataces -actualmente Centro de Experimentación y Formación Agroforestal de Lourizán- y la propia Escola de Enxeñería.

Celebraban así la Semana Mundial dos Bosques, y aprovechaban para rendir, de paso, un pequeño homenaje a una de las tradiciones más rentables de Galicia, además de hacer una pequeña reivindicación. «Queremos intentar llamar la atención sobre cierto abandono con carácter general que tiene el sector forestal en el mundo. No tanto en Europa, que ha revertido un poco la situación, y donde la superficie de bosque está aumentando y mucho; sino en otros continentes que tienen problemas de deforestación serios, como África, o Sudamérica o, sobre todo, Extremo Oriente», señalaba el director de la Escola.

El segundo motivo que impulsó el acto fue poner el foco en el hecho de que «desgraciadamente, el sector fortestal es un poco la hermana pobre dentro de un sector primario poco atendido, y que necesita una atención inmediata». «Y, ya más nuestro, señalar que en Pontevedra concretamente, y hoy hemos tenido la muestra, hay cinco centros de formación e investigación. Difícilmente se podrá encontrar en Europa un distrito postal o una comarca que reúna este volumen de infraestructuras, lo que debería convertir Pontevedra en el centro forestal por excelencia de Galicia y de España», añadió.

«El potencial es enorme»

«Si algo hay en Galicia en abundancia es capacidad forestal, y el potencial es enorme», aseguraba el responsable de la Misión Biolóxica de Galicia, Pedro Revilla. «Es el centro forestal de España de toda la vida, fue de una importancia capital y ahora queremos ver si entre todos conseguimos hacer algo que tenga una repercusión mayor de que la estamos teniendo», apuntó.

La directora de la Escola de Capataces, Isabel Bernard -una de las más antiguas de España, que este año celebra su 60 aniversario-, aludió, por su parte, a la importancia que tiene Ence «a nivel forestal». «Siempre hemos aportado ese granito de capataces al sector».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El castaño de la cuna forestal de España