El fiscal insiste en pedir que Julio Araújo se someta al test de la verdad

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

Juan Carlos Aladro recurrió ante la Audiencia Provincial el archivo de la instrucción judicial abierta a raíz de la desaparición de Sonia Iglesias

29 nov 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

Tras comprobar que la juez especializada en violencia sobre la mujer rechazaba taxativamente que Julio Araújo, único imputado por la desaparición en agosto del 2010 de su pareja Sonia Iglesias, se someta al test de la verdad, el fiscal jefe de Pontevedra ha vuelto a insistir a la hora de solicitar esta prueba. Y lo ha hecho a través del recurso que ha interpuesto contra la decisión de la magistrada pontevedresa de archivar provisionalmente esta investigación.

Juan Carlos Aladro lo confirmó ayer, al tiempo que precisó que el recurso de apelación ya se ha tramitado ante la Audiencia Provincial. De este modo, será una de las dos salas de lo Penal de la ciudad del Lérez la que determinará el futuro más inmediato de esta instrucción judicial al concretar si prevalecen los argumentos del ministerio público o si, por el contrario, lo hacen los de la jueza capitalina.

Esta última, en el auto de sobreseimiento, sostiene la tesis de que autorizar la denominada prueba P300 en contra de la voluntad de Araújo y teniendo en cuenta que este rechazó en redondo la posibilidad de someterse al polígrafo o cualquier otra técnica de características similares «supondría vulnerar sus derechos». Además, recuerda que se trata de una diligencia que no está regulada en España.