Multada la farmacia que surtió a la trama de dopaje intervenida en Pontevedra

No se descarta que el titular tenga que hacer frente a responsabilidades penales


Pontevedra / La Voz

Fue una alerta farmacológica la que dio origen a la operación Fitness, la investigación de la Guardia Civil que desmanteló lo que se considera era una trama de dopaje entre usuarios de gimnasios de Pontevedra y que se saldó con dos arrestos -ya quedaron en libertad- y siete imputados. De hecho, desde la Comandancia de la ciudad del Lérez precisaron que el punto de partida fue un informe de la Subdirección General de Inspección, Auditoría y Acreditación de Servicios Sanitarios de Galicia, a través del cual este organismo dependiente de la Consellería de Sanidade aludía a una «supuesta dispensación irregular de medicamentos susceptibles de comercio ilegal para uso de dopaje deportivo por parte de una farmacia».

Ayer trascendió que el titular de este negocio, que está ubicado fuera del término municipal de Pontevedra, ya ha sido sancionado económicamente por la Administración autonómica. Las fuentes consultadas reseñaron, asimismo, que no se descarta que, una vez avance la instrucción de la causa judicial abierta, pueda exponerse a algún tipo de responsabilidad penal.

Tras remarcar que, por el momento, no se ha efectuado imputación alguna contra esta persona, precisaron que, en este caso concreto, la vía judicial y la administrativa son compatibles a la hora de imponer una sanción. En este sentido, precisaron que si habitualmente una persona que es condenada por la vía penal no puede ser multada por la Administración por la comisión de los mismos hechos, en determinados supuestos cabe la coexistencia de dos sanciones.

De este modo, el farmacéutico se encontraría en la misma tesitura que un recluso que por su comportamiento entre rejas debe hacer frente a un proceso penal y, al mismo tiempo, se considera que ha cometido una infracción al régimen disciplinario penitenciario. Igualmente, en este trance se hallan los funcionarios o empleados públicos que en el ejercicio de su cargo cometen una irregularidad y se les expedienta administrativamente y, paralelamente, penalmente.

En cualquier caso, el informe que dio pie a esta sanción económica, cuyo montante no ha trascendido, refería la comercialización de una serie de medicamentos entre el segundo trimestre del 2012 y el primero del 2013. En concreto, se trataba de distintos tipos de esteroides, «los cuales se dispensan obligatoriamente con receta médica, algunos de ellos incluso con financiación por parte del Sergas».

Los inspectores constataron que, pese a las ventas que presumiblemente se habían realizado en la farmacia bajo sospecha, al Servicio Galego de Saúde no le figuraba «cargo alguno en las fechas investigadas». La conclusión a la que llegan los agentes de la unidad orgánica de la Guardia Civil es que «estas dispensaciones fueron efectuadas fuera de los cauces legales».

Esta constatación determinó que se realizara un seguimiento de las compras. Los agentes llegaron hasta H. E. R. G. Este pontevedrés de 48 años está directamente relacionado con varios gimnasios de la ciudad del Lérez, donde ejerce como monitor de distintas disciplinas deportivas.

Según precisaron desde la Comandancia, a este individuo -uno de los dos detenidos en el marco de esta investigación- le dispensaron, entre el 7 de noviembre del 2012 y el 24 de julio del año siguiente, un total de 81 envases de Winstrol Depot 3 ampollas, «llegando a tener ventas de hasta quince envases dispensados en un mismo acto». Esta es la marca comercial del estanozobol, «un anabolizante que estimula la síntesis proteica y cuyo efecto se manifiesta en un aumento del apetito y el sabor de los alimentos y del índice de masa corporal», según la Wikipedia.

Esterilidad y cáncer

Si con el Winstrol son muchos los culturistas que buscan incrementar la masa muscular y el rendimiento físico, como efectos secundarios de su uso indebido y sin seguimiento médico se sitúan la hepatitis, insuficiencias renales, accidentes cerebrovasculares, ginecomastia o crecimiento de las glándulas mamarias, priapismo -erecciones indeseadas, persistentes y dolorosas que no tienen su origen en un estimulación sexual-, esterilidad y cáncer de próstata.

La Guardia Civil destacó, asimismo, que fue precisamente en casa de este sospechoso donde fueron localizadas, no solo distintas sustancias anabolizantes, sino también clembuterol equino.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Multada la farmacia que surtió a la trama de dopaje intervenida en Pontevedra