«Los especialistas pueden verlo frívolo, pero este proyecto es ciencia y turismo»

Martínez ensalza el potencial del plan para recuperar veinte yacimientos


pontevedra / la voz

A Rafael Rodríguez (Santiago, 1976), le corresponde la ardua tarea de poner en valor el ingente patrimonio arqueológico que existe en la provincia. Esta semana recibió una noticia excelente. El Ministerio de Fomento acaba de aprobar un proyecto presentado por la Diputación, con cargo al 1 % Cultural, para rehabilitar y restaurar los veinte yacimientos más importantes de la provincia de Pontevedra. En total, el Gobierno central inyectará cinco millones con este fin. Una ocasión única, en palabras del arqueólogo jefe de la Diputación, para crear una ruta cultural como las que funcionan con enorme éxito en Escocia o Francia.

-¿Qué supone disponer de ese volumen de recursos para un proyecto de esta envergadura?

-Por lo de pronto un reto. Y supone darle un empujón a la protección, defensa y difusión del patrimonio arqueológico de la provincia. Supone además crear una ruta cultural, que hay muchas rutas culturales, pero pocas reales y coherentes, más allá del Camino de Santiago. Queremos introducir formatos de turismo cultural que se desarrollan con mucho éxito en otros puntos de Europa, como Escocia o Francia. Lo que pretendemos es que quien llegue a la provincia de Pontevedra pueda hacerse una composición de lugar de lo que era en la edad de Hierro y la época romana. Desde luego, es también un reto desde el punto de vista arqueológico.

-¿Es especialmente rica la provincia de Pontevedra en patrimonio arqueológico?

-Toda Galicia es muy rica en realidad. Nuestra comunidad es la que cuenta con mayor número de yacimientos por metro cuadrado en la Península. Y Pontevedra no es ajena a esta realidad. Nuestra provincia es extremadamente rica en este sentido, sobre todo por la diversidad que tenemos.

-A los científicos no les suele complacer que se mezcle su disciplina con la economía, pero este es un proyecto con evidentes connotaciones turísticas.

-Aunque para los especialistas pueda resultar un poco frívolo el mezclar ciencia con turismo, con economía, básicamente este proyecto es de lo que se trata. De generar un producto cultural a través de un estudio científico.

-¿Teme que puedan surgir críticas por destinar dinero a proyectos como este en un momento económico tan delicado?

-Esta es una inversión de ida y vuelta. Vamos a invertir en poner en valor una serie de recursos que ya están ahí y lo vamos a dar a conocer tanto en la provincia, como Galicia y fuera de aquí. Y estamos viendo que estos productos tienen tirón. El turista cultural es un visitante que se gasta dinero, de calidad.

-Entiendo que la inversión en los veinte yacimientos generará además puestos de trabajo ¿no?

-Esa es la segunda parte de lo que iba a comentar. De entrada existe ya un beneficio directo, que es la creación de puestos de trabajo. Y este es un proyecto de largo recorrido, no de tres meses, sino de cuatro años de intervención arqueológica, restauración... Todo esto lleva aparejado el desarrollo de una serie de infraestructuras que van a adecuar la ruta y le darán un aspecto general. Trabajarán desde carpinteros a publicistas... Y después está la creación de un producto turístico. Es que sin haber hecho nada, ya hemos constatado interés. En la pasada edición de Fitur, en enero pasado, presentamos dos vídeos promocionales y empezamos a detectar la llegada de visitantes que desean conocer estos yacimientos. Cuando le demos forma y desarrollo, tendremos un producto de mucha calidad.

-La aprobación del proyecto por parte del Ministerio de Fomento es un reconocimiento a su trabajo.

-Sí, desde luego, pero he de decir también que es un orgullo haber convencido al presidente de la Diputación [Rafael Louzán] de que invirtiese recursos en recuperar todo este patrimonio. No es fácil convencer a un político para que invierta en arqueología, pero él vio el potencial de este trabajo, la posibilidad de contar con un retorno turístico y económico, y me enorgullece que lo viese.

-Dígame los cinco yacimientos indispensables que hay que visitar a lo largo de la provincia de Pontevedra.

-De entrada digo los veinte. Pero siendo objetivos, está claro que el primero es Santa Tegra, por envergadura. El Facho de Donón, en Cangas, porque es un santuario romano y prerromano que nos va a contar muchas cosas del mundo de la religión prerromana y romana. A Lanzada es otro yacimiento que hay que visitar sí o sí, porque no es un castro, sino algo más; tuvimos la suerte de llegar a comprender que es un asentamiento de la edad del Hierro, pero también una factoría prerromana. Y encima tenemos una frecuencia ocupacional que va desde el siglo nueve antes de Cristo hasta el quince después de Cristo, lo que nos da para comprender la historia de Galicia de manera fantástica. Otro sitio que deberíamos visitar es Monte do Castro, en Ribadumia, y complementarlo con Castro Landín, porque nos permiten entender cómo funciona un valle en la edad del Hierro. Diría también Adro Vello por ser la gran necrópolis tardorromana y medieval, o Igrexa Vella, en Valga, porque es un yacimiento romano sobre el que se superpone un monasterio.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
15 votos

«Los especialistas pueden verlo frívolo, pero este proyecto es ciencia y turismo»