El Teucro dice adiós a la Copa del Rey

Los azules sucumbieron ante la veteranía del Ángel Ximénez (28-31)


Pontevedra / La Voz

El Teucro se despidió ayer de la Copa tras caer por 28 a 31 ante un Ángel Ximénez que tiró de veteranía y oficio para romper la, hasta ahora, impecable trayectoria de los azules. El equipo de Puente Genil encontró desde el inicio la fórmula para impedir que los pontevedreses pudiesen salir rápido a la contra, su principal arma esta temporada, y tras un primer tiempo igualado se hizo definitivamente con el partido liderado por Moya, Chispi y Baena en una segunda mitad en la que los andaluces fueron muy superiores.

En los días previos al partido, Quique Domínguez había avisado de que una de las claves estaría en lograr marcar el ritmo del encuentro, y desde el pitido inicial fue el Ángel Ximénez el que pareció sentirse más cómodo. De hecho, el bloque cordobés tomó la delantera en el marcador de salida, y hubo que esperar hasta el minuto 12 para que el Teucro lograse por primera vez adelantarse en el electrónico (6-5).

Sin embargo, los azules siguieron dando la sensación de no encontrar su juego, con un bloque visitante muy intenso en defensa que apenas le concedió opciones para correr y entrar por los costados. Aún así, la buena actuación bajo palos en este período de Amerigo permitió que se mantuviese la igualdad hasta el descanso, al que se llegó con un 14-15 en el marcador que dejaba el encuentro abierto de cara al segundo tiempo.

Tras la reanudación, el Ángel Ximénez volvió a saltar a la pista más entonado, y en los primeros cinco minutos del segundo período elevó su ventaja a cuatro goles (15-19) propiciando que el Teucro fuese a remolque a partir de entonces. Los azules empezaron a comprender que no podían dejar crecer más la ventaja, pero la férrea defensa visitante seguía sin concederle espacios por los extremos. Además, la ansiedad por recortar diferencias les jugó varias malas pasadas, cometiendo varios errores no forzados en la salida del balón que permitieron al Ángel Ximénez mantener e incluso ampliar su ventaja cuando los locales buscaban la remontada. Y con el partido más abierto, los dos grandes puntales visitantes, Chispi y Baena, a los que los teucristas lograron atar en corto en el primer tiempo, emergieron para sentenciar el duelo.

Así, poco después del ecuador de la segunda mitad la diferencia visitante alcanzó los siete goles (23-30). Y aunque los locales tiraron de orgullo para intentar una remontada imposible, llegando a colocarse a solo dos tantos a falta de menos de un minuto, Laliga apuntilló a un Teucro que se despide de la Copa catando por primera vez esta temporada el amargo sabor de la derrota.

TEUCRO 28: Amerigo, Dani Hernández (4, 1p), Borja Pedreira (4), Pichel (6), Moledo (1), Carlos García (5, 1p) y Carró -siete inicial-. Iago Gómez (p.s.), Pombo, Chapela (2), Pumar (5), Iván Fernández y Ameijeiras.

ÁNGEL XIMÉNEZ 31: De Hita (1), Morales (3), Moya (7), Cuenca (3), Muñoz (2), Chispi (9, 3p) y Baena (4) -siete inicial-. Morón (p.s.), Olea, Medina, Cabello, Laliga (1), Porras (1).

Parciales cada cinco minutos: 1-3 (5?), 4-4 (10?), 7-6 (15?), 8-10 (20?), 11-11 (25?), 14-15 (descanso), 15-19 (35?), 19-22 (40?), 21-26 (45?), 23-28 (50?), 24-30 (55?), 28-31 (final).

Árbitros: Moyano Prieto y Merino Mori. Excluyeron dos minutos a Carró y Borja Pedreira, del Teucro, y a Chispi, Porras y Medina por parte visitante.

Incidencias: Partido de dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el Municipal de Pontevedra ante unos 500 espectadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Teucro dice adiós a la Copa del Rey