Ence lleva al Supremo el decreto que redujo la rentabilidad de Lourizán

La reforma energética estatal afectó a las primas a la cogeneración con lignina

Ence es una de las muchas empresas y asociaciones que se oponen a la nueva política estatal.
Ence es una de las muchas empresas y asociaciones que se oponen a la nueva política estatal.

pontevedra / la voz

El Grupo Ence interpuso un recurso contencioso administrativo, ante la sala tercera del Tribunal Supremo, para que el órgano judicial estatal examine sus argumentos contra la reforma energética aprobada por el Gobierno de Rajoy y que supuso, entre otras cuestiones, un duro varapalo a la rentabilidad de las factorías de producción de celulosa de Lourizán, Navia y Huelva. Este es uno de los muchos recursos pendientes de fallo del Supremo tal y como figuran en el Boletín Oficial del Estado, que lleva meses publicando casi cada semana recursos de empresas del sector energético contra la reforma promovida por el Ejecutivo central. No solo hay contenciosos interpuestos por empresas, asociaciones y patronales de distintos sectores, sino que en esta lucha contra la última reforma energética también hay instituciones como la Junta de Extremadura.

Ence recurre, por un lado contra el real decreto del 6 de junio que reguló la actividad de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables de cogeneración y residuos. Por el otro, rechaza la orden por la que se aprobaron los parámetros retributivos de las instalaciones de producción de energía por cogeneración, residuos y renovables. El recurso del grupo pastero fue admitido a trámite el 1 de septiembre.

El impacto de las dos normativas recurridas en las fábricas de celulosa en España fue brutal. En la junta general de accionistas en junio, el consejero delegado de Ence, Ignacio de Colmenares, cifró el impacto en el coste de producción de celulosa en 401 euros por tonelada, frente a los 357 euros anteriores a la reforma energética. En Navia, el coste se elevó de 285 a 357 y en Huelva hacía entrar a la factoría en números rojos, una de las razones fundamentales del cierre de la producción de celulosa de la planta onubense anunciada esta semana.

Según indicó entonces Colmenares, al valorar el impacto global en el grupo pastero, se había creado una situación «injusta» en comparación con otras plantas como las de gas. En ese discurso Colmenares sostuvo: «Es inaudito que la cogeneración con gas tenga mayor prima que la cogeneración con madera, combustible renovable producido en España». Y es que el gas, se tiene que traer de fuera.

Ence en Lourizán produce pasta de papel, mientras que en el proceso la lignina que se separa de la celulosa, se emplea para generar energía eléctrica. Este último proceso recibía unas primas del Gobierno, que al ser revisadas, han alterado la rentabilidad de todo el sector en España.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Ence lleva al Supremo el decreto que redujo la rentabilidad de Lourizán