El «ebook» solo avanza en Pontevedra

La biblioteca ampliará su oferta de títulos electrónicos, un servicio casi inexistente en el resto de la comarca


pontevedra / agencia

El papel mantiene un dominio indiscutible en toda las bibliotecas de la comarca, con la excepción de Pontevedra, donde aunque el libro tradicional mantiene su predominio, los libros electrónicos se han hecho con un nicho de lectores fieles. Aquí está previsto ampliar la oferta de títulos para disfrute de los lectores de ebooks en un futuro próximo, participando en un programa a nivel estatal. En el resto de la comarca, preguntar por un libro electrónico en una biblioteca es, a día de hoy, una quimera.

En mayo del 2012, Pontevedra estrenó su primer servicio de consulta y préstamo de libros electrónicos. Ahora pone a disposición de los lectores un total de 40 ebooks. La responsable de este centro cultural, Pilar Ruiz, explicó que este servicio «funciona bien». Los usuarios llevan el lector y pueden acceder en esta plataforma a los libros sin derechos de autor. No obstante, en un breve plazo de tiempo y a través de un acuerdo entre la Consellería de Cultura y el Ministerio de Cultura, se podrá acceder a los títulos con derechos. Supondrá una ampliación exponencial de la oferta y una apuesta continua por la modernización de los servicios para los vecinos.

Pontevedra es la única biblioteca que ahora mismo ofrece un servicio de ebook, pero no es la única que cuenta con estos instrumentos digitales en sus fondos. En Marín, en abril del 2013, la Fundación Juniors donó al Ayuntamiento un total de doce ebooks para su uso en la biblioteca municipal. El gobierno local, en aquel momento, agradeció el donativo y añadió que se pondrían en servicio en cuanto se aprobase un reglamento para su consulta. Ha pasado más de un año y esa normativa todavía sigue sin desarrollar. El ejecutivo marinense tampoco ha vuelto a abordar este tema, por lo que se desconoce cuándo le dará uso a esa donación.

En Caldas, parece que los vecinos van a ser más afortunados. La concesión del premio María Moliner a la biblioteca -es un galardón que ya ganó en varias ocasiones-, incluyó en esta última ocasión un libro electrónico además de un lote de libros en papel. Desde la institución cultural caldense prevén que este ebook esté a disposición de los usuarios a partir del próximo otoño.

Por lo demás, ninguna de las demás bibliotecas de la comarca tiene libros electrónicos ni tampoco los ha incluido en sus previsiones a corto plazo para su adquisición.

Si los ebooks no consiguen entrar todavía en las bibliotecas de la comarca, los ordenadores con conexión a Internet y el wifi sí que gozan de una implantación mayoritaria, aunque en este caso, la colaboración de la Xunta ha sido indispensable en muchas de estas instituciones.

La práctica totalidad de las grandes bibliotecas municipales cuentan con este servicio de ordenadores con la única excepción de Marín. Llegó a haber cinco, pero hace ya más de un año que no están.

En la sala de lectura sí que queda el mobiliario en donde una vez estuvieron los ordenadores. Actualmente, los usuarios pueden traer su portátil y aprovechar el wifi. En el primer piso de la biblioteca existe un telecentro, dotado por la Xunta, que suple la carencia de ordenadores en la sala de lectura. Cuando el telecentro está cerrado o ocupado por actividades programadas, esta opción queda cerrada al público general.

La biblioteca de Caldas cuenta con cinco ordenadores con conexión de Internet, lo mismo que Bueu. En Sanxenxo, el Ayuntamiento los ha distribuido entre las tres bibliotecas de la red municipal, ofreciendo este servicio a un mayor número de usuarios. En Sanxenxo hay dos ordenadores públicos, en Portonovo otros dos y un quinto en Vilalonga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El «ebook» solo avanza en Pontevedra